Diputados de la Asamblea Nacional manifestaron que en la Ley de Defensa al Consumidor, la naturaleza voluntaria de la propina no está en cuestión, sino que se deben establecer los mecanismos que permitan que este dinero vaya a un fondo común que beneficie a los trabajadores que brindan servicios en un restaurante, bar o cafetería.

Los legisladores instaron a los dueños de estos establecimientos a pagar el salario mínimo del sector, tal y como está estipulado por el Ministerio del Trabajo y no abusar del dinero que reciben en concepto de propina.

La ley entra en vigencia en los próximos días, sin embargo el Gobierno Sandinista ha dado un tiempo de espera a fin de establecer un dialogo que permita definir reglamento que no contradiga el tema de la propina voluntaria.

“Lo que tenemos que hacer como gobierno, son todos los esfuerzos necesarios para garantizar que esta propina voluntaria sea efectivamente honrada por el que recibe el servicio, que significa eso, la propina voluntaria es una contribución por la excelencia en el servicio y debemos de fomentar que el usuario de este servicio se sienta en alguna medida comprometido moralmente a retribuirle a este compañero mesero, al compañero cocinero, a los compañeros que trabajan en un determinado establecimiento de servicio y que hacen un enorme esfuerzo por darnos tranquilidad y satisfacción en el servicio que llegamos a recibir”, planteó el diputado sandinista Walmaro Gutiérrez.

Dentro de la vocación de diálogo y consenso que caracteriza al Gobierno Sandinista, Gutiérrez manifestó que se ha escuchado diferentes inquietudes relacionadas con este tema y para dar tranquilidad, se ha planteado un escenario de intercambio y acuerdos en lo relacionado a este tema, sin embargo hay que dejar claro que la naturaleza voluntaria de la propina no está en cuestión.

Indicó que el reglamente debe estipular mecanismos claros para que los dueños de los establecimientos no abusen del manejo de la propina, ya que se ha conocido que los propietarios hasta meten mano a estos fondos para complementar el salario de los cocineros, meseros u otro trabajador.

“Eso no se puede permitir, la propina no es considerada parte del salario, es exceso al salario, una contribución voluntaria que hace el que recibe el servicio y que se encuentra satisfecho con la excelencia del mismo, bajo esa lógica es que el gobierno está abriendo este compás de dialogo y consenso para llegar a los acuerdos”

El legislador liberal Wilfredo Navarro afirmó que la propina no debe ser reflejada en la factura y que los inconformes han sido los empresarios, pues están asegurando que los trabajadores van a ganar menos.

“Los empresarios lo que hacían es, completar el salario que debían de pagar al trabajador con la propina, lo que tienen que hacer los empresarios es pagarle adecuadamente a los trabajadores del servicio para que la propina tenga la característica que debe tener, que es un complemento al buen servicio que le da al usuario”, señaló Navarro.