El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, celebró la operación exitosa a la que fue sometida este martes la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

“Gracias a Dios y esperamos que pronto esté reincorporada plenamente con toda esa vitalidad, con toda esa fuerza que ella tiene al frente de ese pueblo con el cual nuestro poeta Rubén Darío compartió sueños y compartió esperanzas”, manifestó Daniel, durante el recibimiento de las cartas credenciales de cuatro nuevos embajadores residentes, entre ellos el representante argentino en Nicaragua.

El mandatario subrayó que Cristina Fernández levanta hoy la bandera de la justicia y la libertad en Argentina, tal y como lo hizo acompañando al fallecido presidente Néstor Kirchner.

Rinde homenaje al Che Guevara

Durante la ceremonia Daniel señaló que este 8 octubre se está rindiendo homenaje al gran guerrillero Ernesto "Che" Guevara, quien hace 46 años dio su tránsito a la inmortalidad.

“Hoy se cumplen 46 años (de la muerte en combate) de ese guerrillero heroico nacido en la Argentina, la tierra de Néstor Kirchner, otro extraordinario revolucionario hermano del Frente Sandinista, hermano de Nicaragua”, señaló.

Daniel aseguró que el Che fue un luchador por la justicia, por la paz y por la libertad.

Recordó que la guerrilla del Che en Bolivia coincidió con una segunda fase de la guerrilla del Frente Sandinista aquí en Nicaragua.

Manifestó que para esa época el Frente Sandinista decidió enfocar el foco guerrillero en el centro del país, donde había las condiciones sociales para la lucha.

“Yo recuerdo que cuando cae el Che el comentario nuestro fue que el Che tenía que haberse venido a Nicaragua, porque aquí, decíamos nosotros, había mucho mejores condiciones para recibir al Che y darle todo el apoyo al Che, y que él podía desarrollar todas sus capacidades”, subrayó.

Daniel dijo que este 8 de octubre se le rinde homenaje al Che comprometiéndonos a seguir luchando por la integración de nuestros pueblos y por convertir a la región Latinoamericana y Caribeña en una zona de paz, tal y como se ha decido desde el seno de la CELAC.