El Premio Nobel de Física 2013 fue adjudicado este martes al británico Peter Higgs y al belga François Englert por sus hallazgos sobre el bosón de Higgs, partícula elemental que explica el origen de la masa. 

"A este mecanismo se le atribuye la propiedad de atraer y mantener juntas al resto de partículas elementales que conforman la materia visible del Universo y es una parte central del modelo estándar de la física elemental que describe cómo está construido el mundo", señaló en su fallo la Real Academia de las Ciencias Sueca.

Englert, junto con su fallecido compatriota Robert Brout, y Higgs propusieron por separado en 1964 sus teorías sobre lo que popularmente se conoce como "la partícula de Dios" y que durante décadas ha constituido uno de los mayores enigmas de la física.

Sus ideas recibieron el espaldarazo final hace un año, cuando el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) descubrió por primera vez una partícula elemental consistente con la de Higgs en su laboratorio de Ginebra.

La confirmación de la existencia de esta partícula a través de experimentos con el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) y otros dos grandes detectores, el ATLAS y el CMS, del CERN ha sido considerada un hallazgo esencial en la comprensión del Universo, porque permite asomarse a la observación de lo que ocurrió justo después del "Big Bang".

Durante las décadas de 1950 y 1960 los científicos observaron de forma inesperada nuevas partículas en radiación cósmica y aceleradores recién construidos, lo que puso en entredicho el modelo estándar de la física elemental.

En física cuántica todo se considera un conjunto de vibraciones en campos cuánticos, de los que hay dos tipos: campos de materia con partículas de materia y campos de fuerza con partículas de fuerza. La partícula de Higgs es a su vez una vibración de su campo, conocido como el campo de Higgs.

"No fue hasta que Englert, con Brout, y Higgs, luego seguidos por más investigadores, mostraron cómo el campo de Higgs puede romper la simetría del modelo estándar sin destruir la teoría que este modelo fue aceptado", argumentó la Real Academia.

El físico estadounidense Carl Hagen, considerado otro de los codescubridores del bosón de Higgs, criticó este martes la decisión de la Real Academia por premiar solo "a una pequeña parte" de los científicos que han realizado estudios fundamentales en este campo.

En declaraciones a la agencia sueca TT, Hagen instó a cambiar la regla de los Nobel de premiar como máximo a tres personas y defendió que tanto él como su compatriota Gerald Guralnik y el británico Tom Kibbles deberían haber sido incluidos junto con Higgs y Englert, tal y como hizo la Sociedad Estadounidense de Física.

Higgs y Englert recibieron hace unos meses, junto con el CERN, el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica por el descubrimiento del bosón de Higgs.

Nacido en Bruselas en 1932, Englert se doctoró en la Universidad Libre de Bruselas, donde es profesor emérito.

Tres años mayor, el británico Higgs (Newcastle upon Tyne) se doctoró en el King's College de la Universidad de Londres y es profesor emérito de la Universidad de Edimburgo.

"Espero que este reconocimiento de la ciencia fundamental ayude a concienciar sobre la importancia de la investigación imaginativa", puntualizó Higgs, al darle las gracias a la Real Academia de Ciencias de Suecia.

Higgs y Englert suceden en el palmarés del Nobel de Física al francés Serge Haroche y al estadounidense David J. Wineland, premiados por sus trabajos sobre la interacción entre luz y materia.

Ambos compartirán los ocho millones de coronas suecas (1,3 millones de dólares) con que están dotados los Nobel.

La Real Academia de las Ciencias Sueca dará a conocer este miércoles el ganador o ganadores en Química, categoría a la que seguirán las de Literatura (jueves), de la Paz (viernes) y Economía (lunes).

La entrega de los galardones se realizará, según la tradición, en dos ceremonias paralelas, en Oslo para el de la Paz y en Estocolmo los restantes, el 10 de diciembre, coincidiendo con el aniversario de la muerte de Alfred Nobel, fundador de los premios.