El experto en temas limítrofes y derecho internacional, doctor Mauricio Herdocia Sacasa, destacó que Nicaragua ha sido bien clara, contundente y categórica al expresar que el Gobierno no ha autorizado que se efectúen trabajos de cualquier tipo en el área en disputa en el diferendo limítrofe entre Nicaragua y Costa Rica y mucho menos ha enviado a personas a esa zona.

“Yo creo que los escenarios que se pueden prever están marcados por la posición de Nicaragua en el sentido de que ha mantenido una posición de respeto hacia la ordenanza emitida por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) el 8 de marzo del año 2011. De hecho esta ordenanza ya se ha revisado ante la Corte y la Corte lo que ha hecho es reafirmar la vigencia de las medidas dispuestas ahí para los dos países, no para Nicaragua, para los dos países en relación con la no presencia de personal de gobierno en la zona en disputa”, sostuvo Herdocia.

El jurista reiteró que la Corte ha revisado las medidas cautelares y ha señalado que no hay razones para su modificación, por lo cual se debe tener confianza en que la posición de Nicaragua va a ser muy sólida para demostrar que no ha habido presencia de ningún tipo en la zona y que es Costa Rica quien ha afirmado esos supuestos hechos, los que le corresponderá probar ante el tribunal internacional.

Explicó que la zona en disputa es pantanosa y donde hay diferentes caños, lo que ha sido señalado en los Laudos por el propio Alexander y lo confirman los informes de Ramsar, por lo cual no es aventurado señalar que la configuración de esos caños pueda variar como resultado de las lluvias.

“De tal manera que tenemos confianza en que los alegatos de Nicaragua van a ser sólidos, contundentes y claros el próximo 15 de octubre del año 2013 y el 17 de octubre del año 2013 en respuesta a lo que Costa Rica está afirmando alrededor de este tema, y al final como siempre, será la Corte Internacional de Justicia la que tome una decisión en relación a si es necesario o no ampliar con nuevas medidas cautelares el caso alrededor de la soberanía sobre el sector Oeste de la laguna Harbour Head que fue unido al caso con la construcción de la carretera a lo largo y ancho del Río San Juan de Nicaragua”, señaló Herdocia.

Herdocia detalló que a Costa Rica le corresponde presentar sus alegatos ante la Corte el lunes 14 de octubre y Nicaragua tendrá la oportunidad para refutar esas pruebas en las audiencias el 15 de octubre y posteriormente el 17 de octubre, presidida por una nueva comparecencia de Costa Rica en una segunda ronda de alegatos orales.

Corte Internacional no encuentra elementos para modificar medidas

El experto en derecho internacional declaró que la Corte Internacional de Justicia rechazó hace unos pocos meses una posible modificación a las medidas cautelares como lo pedía Costa Rica y que es la misma Corte la que ha establecido el modus operandi alrededor de este tema y no ha encontrado hasta el momento elementos suficientes que le permitan afirmar que hay necesidad de un cambio en la medida cautelar.

“Eso ocurrió apenas hace un poquito más de dos meses, es decir que está fresca todavía la decisión de la Corte señalando que no hay hechos que muestren de manera suficiente la necesidad de cambiar, de alterar, modificar o agregar nuevos elementos y nuevas clausulas a las medidas dictadas el 8 de marzo del 2011, y eso nos hace pensar que muy difícilmente se van a plantear esas pruebas el 14 de octubre de 2013 estando apenas a escasos dos meses y algunas semanas de haberse pronunciado la propia Corte”, apuntó Herdocia.

Fracasó escenario de Colombia de recibir respaldo de otros países

Según el doctor Herdocia ha fracasado el escenario que montó Colombia alrededor de congregar a terceros estados en respaldo a sus posiciones con respecto al fallo emitido en noviembre del 2012, dado que Colombia trató de que los países se pronunciaran señalando que el fallo de la Corte Internacional de Justicia les había afectado y esos mismos países, Panamá y Costa Rica han señalado con toda claridad que el fallo solo afecta a los que han sido partes en el mismo y que por consiguiente ellos no se sentían afectados.

Afirmó que los comunicados emitidos por Costa Rica y Panamá el 22 y 23 de noviembre del año 2012, pocos días después de emitido el fallo de la Corte Internacional de Justicia, destruyeron ese primer escenario colombiano.

“Jamaica finalmente no comparece, en segundo lugar, el Presidente (Juan Manuel) Santos en su alocución no hace ninguna referencia al tema y lo más importante diría yo, que es un gesto que hay que reconocerle a Panamá, es el hecho que desde el inicio el Canciller Núñez Fábregas había expresado que no consideraba que Nicaragua fuese un país expansionista, que lo que había era como es lógico una solicitud de Nicaragua ante la Comisión de Limite sobre Plataforma Continental y que lo que Panamá hacía en todo caso era proteger o cuidar o velar por sus derechos, cosa que es normal”, añadió.

Herdocia resaltó el esfuerzo diplomático entre Nicaragua y Panamá al sostener un encuentro sus cancilleres y proclamar un acuerdo verbal, la superación de ese diferendo y la formación de una comisión que pudiera analizar esa intención de Nicaragua de jamás afectar los derechos de Panamá así como los de ningún otro país.

“De tal manera que esa estrategia quedó sola, quedó sin sustento alguno y me parece que era muy difícil realmente ir a plantear ante las Naciones Unidas que un Estado amparado ante la Convención de Naciones Unidas sobre Derechos del Mar este impedido de hacerlo para reclamar aquella porción de plataforma continental situada más allá de las 200 millas náuticas”, comentó el jurista.

“Yo pienso que no se puede ir a las Naciones Unidas y señalar como un acto de expansión la aplicación, en primer lugar de la propia Carta de las Naciones Unidas que en el artículo 94 establece que los fallos son de obligatorio cumplimiento y en segundo lugar, la Convención de Naciones Unidas sobre derechos del Mar cuyo artículo 76 párrafo 7 y 8 establece el derecho de todos los estados a pedir una plataforma continental ampliada cuando así lo refleje su geografía”, manifestó.

Nicaragua envió un mensaje a la comunidad internacional

Mauricio Herdocia aseguró que ante esta situación Nicaragua ha enviado un mensaje muy claro ante la comunidad internacional al dejar sentado que los problemas de carácter jurídico se resuelven en la Corte Internacional de Justicia y es en ella en quien se ha depositado la fe para resolver con carácter vinculante, ya sea favorable o desfavorable para Nicaragua, el fallo que ella emita.

“Me parece que ese es un espaldarazo a uno de los grandes principios de la comunidad internacional, que es el principio de Pacta sunt servanda, que obliga a los estados a respetar los tratados y el sometimiento a la jurisdicciones por parte de estos países”, dijo Herdocia.