En un ambiente de gran algarabía y fe católica, cientos de masayas acompañaron este domingo la tradicional sarta de flores en honor a San Jerónimo, el santo patrono de la capital del folklore nicaragüense.

La sarta de flores consiste en inmensos arreglos que realizan los fieles para adornar la imagen un día antes que esta recorra la ciudad de Masaya junto a San Miguel.

“Nosotros tenemos 2 días recogiendo flores, y hoy unas 50 personas nos pusimos a hacer las sartas para traerlas a San Jerónimo”, expresó Asunción Ramos, Mayordoma de la Enflorada.

Las flores son llevadas en carretones acompañadas con música filarmónica desde el barrio indígena de Monimbó hasta la parroquia de San Jerónimo.

El párroco de la Iglesia, José Antonio Espinoza, indicó que con esto lo que se hace es revestir nuevamente la imagen con flores y hojas frescas, las cuales son recogidas en todo el barrio.

Explicó que con la también conocida como la “revestida de la montaña” da inicio la octava, lo cual se celebra con la alborada, el palo lucio y las demás tradiciones de esta ciudad.

El devoto Enoc Mendez Romero dijo que la sarta le da incluso tres vueltas la montaña o peaña, sobrando todavía miles de flores.

Entre las flores que componen la sarta están las rosas, la resedas, las ramalilas, las hojas de colores y el popular corozo.

“Año con año los devotos dan flores para que hagamos la sarta para San Jerónimo, que mañana sale en procesión”, dijo Francisco Mercado, uno de los devotos que elabora los arreglos.

Para este lunes está programada una misa solemne oficiada por Monseñor Leopoldo Brenes, y la posterior procesión de 24 horas.