La Policía Nacional continúa trabajando en las investigaciones correspondientes para esclarecer el móvil de la muerte del nicaragüense William Calderón, de 52 años de edad, quien fue asesinado la tarde del pasado 28 de septiembre en un bar capitalino. El primer resultado de este trabajo ha sido la captura de dos sospechosos, los cuales han sido presentados públicamente.

El Comisionado Fernando Borge, Jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, indicó que el asesinato de Calderón se dio a eso de las 6:30 p.m. en el Bar Rincón de Kamilo, ubicado en el Reparto San Juan (del Hotel Seminole 2 cuadras al Sur, ½ cuadra al oeste).

El jefe policial detalló que horas antes de su muerte, Calderón salió acompañado de su conyugue (de 25 años) de su casa ubicada en Las Delicias.

“A eso de las 12:50 del mediodía, la cónyuge de William Calderón recibe una llamada telefónica donde le solicitan servicios sexuales, de parte de un cliente que estuvo hospedado en el Hotel Brand”, explicó el Comisionado

Asimismo, refirió que William Calderón procede, en su vehículo, a trasladar a su pareja, llegando a eso de la 1:25 pm. al Hotel Brand, donde se bajó su conyugue, mientras él se dirigió hacia el bar ubicado contiguo al hotel (Brand), conocido como Bar de Kamilo.

“A la 1:50 de ese mismo día, la cónyuge de William se traslada, a pie, del Hotel Brand, y se reúne nuevamente con Calderón, que se encontraba consumiendo cervezas en el bar. A las 6 de la tarde, a bordo de una motocicleta, se presentaron dos sujetos desconocidos, se bajaron, entraron al bar, dieron una vuelta explorativa observando, y luego se retiraron”, precisó Borge.

También refirió que a eso de las 6:30, la misma pareja de desconocidos, regresó al bar en la moto, y el que venía en la parte de atrás se bajó y se dirigió hasta donde está William Calderón y le disparó a corta distancia, realizando 7 detonaciones.

“Posteriormente logramos identificar que se trata del autor Pedro González, quien al realizar los disparos a una distancia corta (medio metro), regresa donde está el que maneja la moto en posición de salida, se monta y huye con rumbo desconocido”, indicó el Jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional.

El Comisionado Borge indicó que hasta la fecha se tiene capturado a Pedro Alfonso González y Sergio Ramón Meléndez, a quienes se les ha podido reconocer como los presuntos asesinos de Calderón a partir del trabajo de investigación que se hizo, incluyendo un retrato hablado.

“Al momento de la captura, encontramos en la casa de Meléndez, en Casa Real, un arma que estaba pretendiendo ser legalizada con una carta de venta donde presuntamente una persona la vende a Meléndez, cuando realmente esta persona había sido asesinada 4 años atrás”, sostuvo el jefe policial.

En el caso de Pedro Alfonso González (31), el Comisionado Borge indicó que este fue capturado en el Barrio Bertha Díaz, donde, tras los hechos, se fue a ocultar donde unos padres adoptivos; pero se le reconoció como el individuo que disparó en contra de William Calderón, y a quien al momento de su captura, se le ocupó una pistola Glock 9 milímetros, la cual se encuentra en el Laboratorio de Criminalística”, expuso Borge.

La fuente policial indicó que Sergio Ramón Meléndez ha sido detenido en distintas ocasiones por diversas situaciones de delitos, entre ellos robo con fuerza, falsificación de documentos, robo de vehículos y robo con intimidación.

Meléndez residía en Casa Real, y en esta se encontró la pistola Ceska calibre 32 (serie n6450), la cual se identificó como el arma utilizada para disparar a la víctima. Además se encontró la pistola Glock, que pertenecía al señor Pedro Joaquín Avilés, asesinado en 2008, y la cual había sido alterada para que disparara en ráfaga.

El Jefe de la Dirección de Relaciones Públicas de la Policía Nacional reiteró que este caso seguirá siendo investigado. “Vamos a continuar las investigaciones, vamos a seguir trabajando para profundizar en este caso”, aseguró el Comisionado Fernando Borge al concluir la conferencia de prensa.