Veinte cuadras de concreto hidráulico fueron construidas e inauguradas en el barrio Israel Galeano por la Alcaldía de Managua para garantizar mejores condiciones de tránsito a más de 9 mil habitantes de esta localidad del Distrito VII de la capital.

La Alcaldesa de Managua, compañera Daysi Torres Bosque explicó que en esta obra se invirtieron C$10 millones y es el resultado de la alianza entre el Gobierno Nacional, la Alcaldía municipal y la población organizada con el fin de brindar mejores calles para los peatones y dueños de vehículos de la zona, a quienes antes se les dificultaba el paso incluso a pie.

“Además de este trabajo que hemos hecho de revestimiento, de mejoramiento vial en este sector, también se han instalado gaviones que tienen un costo de más de C$300 mil como parte de los proyectos de emergencia que estamos llevando adelante”, expresó Torres.

El delegado del Distrito VII de la Alcaldía, compañero John Matamoros, detalló que este era un punto crítico y de riesgo para más de 50 familias, pero que con el desarrollo de la obra se ha logrado restituir el derecho a calles nuevas y en buen estado a 9 mil personas y que paralelo a los C$10 millones invertidos en la construcción de las calles se han desarrollado obras de emergencia en la canaleta y se proyecta para el 2014 continuar revistiendo el cauce que atraviesa el barrio para asegurar la inversión que se ha hecho en calles durante este año.

“Para nosotros es un gran beneficio porque ahora podemos pasar con tranquilidad por las calles sin miedo a caernos, a enlodarnos e incluso pueden entrar los taxis, porque antes no podíamos pasar en las calles, ni siquiera podía entrar un carretón de caballos”, dijo María Auxiliadora Alemán.

Humberto Campos manifestó que se sentían contentos por tener calles completamente nuevas y hechas de concreto hidráulico, un material que les durará muchos años y les permitirá trasladarse de un punto a otro dentro del barrio sin ninguna dificultad, sobre todo para personas como él que se auxilian de bastones y muletas para caminar.

“Antes no entraban los vehículos, ni siquiera las patrullas podían entrar cuando se desataban robos o pleitos entre pandillas, y ahora con estas calles las patrullas tienen más facilidades para entrar a las comunidades”, comentó Juan Carlos Mendoza.