“Nos vamos a ir, no se lo digan a nadie, en unos aviones Sukoy que tengo listos. El presidente (Ahmadineyah) va en uno y yo en otro, con unas bombas, por supuesto. Manaña (martes) sale el presidente y luego yo”.

Desde Miraflores, donde ambos mandatarios firmaron una serie de convenios de  cooperación, el Jefe de Estado venezolano continuó bromeando y dijo que la gira del Presidente de Irán inclurá luego a Cuba, Ecuador y Bolivia, es decir “por el eje del mal en Latinoamérica”, como gustan calificar los medios de comunicación dependientes y subordinados a los intereses de EEUU.

El Comandante le expresó  a Ahmadineyah su convicción que antes o después de las elecciones del 7 de octubre en Venezuela, pueda visitarlo a Teherán.

Chávez expresó que estas elecciones presidenciales en Venezuela se debatirán entre una propuesta que busca defender la patria y otros a la colonia.

“El 7 de octubre hay dos opciones, la Patria o la colonia. Y nosotros somos la patria”, dijo, augurando que Dios Mediante y el pueblo revolucionario, saldrá reelegido con más de 60 por ciento de los votos.

Por su parte, el Presidente Ahmadineyah dijo que “Los pueblos justicialistas e independientes como irán y Venezuela están abriendo el camino en el respeto del Ser Humano”.

Advirtió que el orden imperialista ha fracasado, debido a que el modelo capitalista no ha logrado establecer sustentabilidad en el mundo.

“La justicia es la base para el desarrollo, la paz, la hermandad. El futuro tiene que construirse con justicia y libertad (…) Hoy el nombre de Venezuela e Irán es la mezcla de amor y justicia y será siendo así para siempre. ¡Viva Venezuela y Viva Chávez!”.