Las autoridades de salud del país informaron este sábado sobre el fallecimiento de Reyna Isabel Rodríguez, de 30 años de edad, por causa de leptospirosis.

La víctima, tercera registrada en lo que va del año, era originaria de Puerto Morazán, comunidad de Ticuantepe, según informó el Dr. Luis Ramón Lindo, director del SILAIS de Chinandega.

El año pasado se registraron 147 casos de leptospira en todo el país, sin embargo este año se han incrementado a 178. León, Estelí y Matagalpa son los departamentos en los que se registran el mayor número de personas afectadas.

Lindo manifestó que la joven ingresó al hospital de Chinandega a las 8 de la noche con alta temperaturas y vómitos, pero tres horas después falleció a pesar de los múltiples esfuerzos por salvarle su vida.

“La señora llegó muy tarde (en estado delicado) y estamos con un equipo de epidemiólogos en el sector de Tonalá medicando a las familias que residen en la comunidad de donde era la señora Reina Isabel Rodríguez”, dijo Lindo

El doctor Carlos Sáenz, director de Epidemiología confirmó que esta muchacha chinandegana es la tercera muerte por leptospira en el 2013, las primeras dos son originarias del municipio de Managua.

Instó a la población a acudir a los centros hospitalarios antes que los síntomas compliquen su estado de salud, algo que ocurrió con Reina Isabel que llegó a solicitar atención cuando su estado era irreversible.

“Lo importante es que la población acuda tempranamente, en el caso de Chinandega ya acudió muy tardíamente la señora Reina Isabel, iba malísima, iba con sus órganos muy afectados, de tal manera que llegó a morir al hospital”, dijo Sáenz.

El médico señaló que este año el Ministerio de Salud ha realizado 4 jornadas de salud dirigidas a combatir la leptospira, lo que evitado mayor número de contagios en las familias.

Cuando una persona está siendo afectada por leptospira puede sufrir de fiebres, dolores abdominales y en la pantorrilla, dolor de cabeza y vómitos. Ante la presencia de uno de estos síntomas la persona tiene que acudir al centro asistencial.

Recomendó a las familias a practicar acciones de higiene, como el constante lavado de manos, tapar los alimentos, mantener limpia la vivienda, no permitir que los niños jueguen bajo la lluvia y que no anden descalzo, pues cualquier herida en los pies puede ayudar a contagiarse de leptospira, que se transmite a través del orín infectado de los roedores.