Desde muy tempranas horas, brigadistas de salud junto con las familias del barrio Isaías Gómez realizaron una nueva jornada de lucha contra los zancudos que causan el dengue, chikungunya y el zika.

La tarea primordial fue la aplicación del larvicida BTI que tiene efectividad de 60 días para pulverizar la etapa acuática del zancudo, destruir criaderos y recomendar la limpieza diaria de los hogares.

La doctora Dilvia Flores, del Centro de Salud Roberto Herrera Ríos, manifestó que en los barrios del Distrito I se realiza la primera etapa de la lucha antiepidémica 2023, misma que se extiende durante los primeros dos meses del año.

"Es muy importante que la población participe en esta lucha antiepidémica, ya que el BTI es un larvicida bastante efectivo y por eso debemos dejar que haga su efecto porque tiene una vida útil de 60 días, es muy efectivo y necesitamos que a los brigadistas los dejen realizar su trabajo", dijo Flores.

En este proceso hay un componente educativo, ya que el brigadista brinda recomendaciones de cómo debe mantener limpios los hogares.

El señor Roberto Barraza, señaló que en su hogar todo el tiempo se permite el ingreso de los brigadistas, porque la labor de ellos es primordial para prevenir las enfermedades vectoriales.

"Siempre estamos limpiando la casa, sobre todo las pilas donde mantenemos agua, siempre echamos cloro para mantener limpio nuestra casa", señaló Barraza.