El parque vehicular de Nicaragua registra 600 mil motos. De estas, 36 mil son para el servicio público que popularmente se les llama caponeras originales, pero hay un número no registrado de motos modificadas que hoy por hoy son utilizadas para el transporte. El año pasado hubo 4 muertos en este tipo de medios.

La Jefa de Tránsito Nacional, Comisionada General Vilma Reyes y Director General de IRTRAMMA, Amaru Ramírez estuvieron en la Revista En Vivo de Canal 4 y explicaron los alcances del Plan para la Circulación Segura de Conductores y Pasajeros de Caponeras Modificadas y Originales.

La Comisionada General Vilma Reyes aprovechó la oportunidad para destacar los Plan Nacional de Emergencia Vial está en desarrollo, un plan que tiene un componente dirigido a sensibilizar a la población desde el núcleo familiar, y en este sentido se hace uso de una cartilla y hasta el momento se han capacitados, 600 mil 400 personas con la modalidad de visita casa a casa.

Reyes también destacó que la Policías Nacional ya se está trabajando junto al Ministerio de Educación en la inspección de vehículos del transporte escolar, la capacitación de los conductores y ayudantes.

La Jefa de Tránsito destacó que en Nicaragua hay 511 puntos críticos, donde hay presencia policial las 24 horas del día. De esos, 75 tramos están priorizados a nivel de país.

Destacó positivamente los planes nocturnos, los viernes, sábado y domingo cuando se dan la mayor cantidad de fallecidos en accidentes, específicamente de las 4 de la tarde, a las 4 de la mañana que son las horas de mayor peligrosidad.

El mayor segmento de fallecidos son las motos, “si el parque vehicular es de 1 millón 150 mil vehículos, 600 mil son motos, la misma proporción se lleva en cuando a la accidentalidad, el 54 por ciento de los fallecidos en nuestro país, es en moto”.

Informó que el año 2022 se registraron 66 fallecidos, “más en relación al año anterior, y de eso los motorizados son los que tienen mayor cantidad”.

En esta misma línea dijo que se está trabajando en planes con ellos (motorizados), específicamente se hizo reunión con los sectores de empresas de delivery.

Aclaró que el Plan de Seguridad Vial no es finito, ni tampoco estático, un plan que se va a ir revisando, de acuerdo al comportamiento de la peligrosidad.

En cuanto al Plan para la Circulación Segura de Conductores y Pasajeros de Caponeras Modificadas y Originales, el Director General de IRTRAMMA, Amaru Ramírez dijo que este medio de transporte surgió del pueblo cubriendo una necesidad, “son dos grandes rasgos, las originales, las rojas, y hay otras que han surgidos, por la necesidad de trabajo de la gente y la necesidad de auxiliar un sector del transporte que necesita este tipo de vehículo, que son las modificadas”.

Dijo que en Managua prácticamente llevan 10 años en conversaciones permanentes con organizaciones que aglutinan a estas caponeras.

“Con el plan de seguridad vial y en relación a las caponeras perseguimos proteger la vida de los conductores y de los usuarios, para lo que se ha creado un equipo de trabajo de la Policía, Irtramma y las municipalidades”.

Añadió que esta parte gubernamental o estatal está siendo sinergias con las agrupaciones que aglutinan a las cooperativas de caponeras.

La idea es actualizar un inventario de caponeras a nivel nacional para comenzar a hacer asambleas explicativas de lo que se persigue con el plan, principalmente proteger la vida de conductores, pasajeros, y peatones.

Ramírez dijo que se va a convocar a los propietarios y conductores para explicar de qué se trata el plan, discutir la elaboración de una normativa nacional de caponeras, que sirva para organizar y ordenar el sector.

“No es un ordenamiento inquisitivo, sino de la mano de la Policía, la municipalidad, los protagonistas e Irtramma”, enfatizó Amaru.

Se busca redactar una normativa que sirva para ordenar. Realizar inspecciones gratuitas cada seis meses y capacitación permanente en temas de convivencia social, normas de la Policía Nacional, normas de transporte, a como se hace actualmente con conductores de transporte urbano colectivo, que sirva para fortalecer sus conocimientos en el ámbito de la ley de tránsito y normativa de transporte”.

El plan también pretende la legalización y desde hace 10 años se tiene corredores definidos para las caponeras, que se han acordado con las organizaciones que aglutinan este sector. Por ejemplo, en la propia carretera norte no debería de haber circulación de caponeras.

Por su parte la Comisionada General Vilma Reyes destacó que se tienen registrada 36 mil motos para el servicio público, el parque de motos es de 600 mil y que en el año 2022 hubo 4 fallecidos por accidentes por casponera.

“Son vehículos vulnerables, entonces ahí hay que reconocer el riesgo que significa tanto para el conductor y el pasajero, es lo que se está trabajando”, recalcó.

Los buses

Amaru Ramírez también brindó algunos datos interesantes sobre el Transporte Urbano Colectivo en Managua, destacando que hace 5 años se estaban movilizando a 700 mil personas diarios y se hizo un estudio y se vio la necesidad de más buses en Managua.

Dijo que fue el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo que hicieron gestiones ante los hermanos de la Federación Rusa y se obtuvo un primer lote de 300 autobuses que vino a sustituir una flota que ya estaba gastada y aumentar en 140 unidades.

“Porque Managua tiene nuevas urbanizaciones donde está llegando el Transporte Urbano colectivo, pasamos de tener 835 unidades a tener 934, de 700 mil pasajeros, a 900 mil al día”, comentó.

Finalmente destacó un dato importante: En 20 años la tarifa ha sido de 2 córdobas con 50 centavos, una situación que muchos damos por hecho, pero que definitivamente es un esfuerzo que hace el Gobierno Sandinista, “la tarifa más baja de América latina que favorece a la mayoría de personas que usan el transporte urbano colectivo, estudiantes obreros y trabajadores, definitivamente un gran alivio para las familias”.