La implementación de un Transporte Ambientalmente Sostenible para Managua Metropolitana, es un proyecto que la Alcaldía de Managua, a través del IRTRAMMA, viene ejecutando con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono mediante la promoción de un sistema de transporte urbano, que incluya el diseño de ciclovías.

Este miércoles el consultor español Marcos Montes brindó el Taller “Diseño de vías ciclísticas en entornos urbanos” en la que expuso los criterios básicos que se deben tomar en cuenta para desarrollar ciclovias en ciudades como Managua.

¿Por qué la bicicleta en Managua?, se le preguntó a Montes, quien respondió que este medio de transporte junto con los motorizados y el peatón, son los mecanismos más favorables para el entorno urbano y además que no consumen mucha energía causante del CO2.

“Tiene beneficios evidentes como la reducción de la contaminación, reducción de la industrialidad y Managua es una ciudad que se adapta muy bien a un modo como el ciclista, a pesar de ser extensa, todavía no tiene un tamaño que quede fuera del potencia ciclista, es una ciudad llana y es una ciudad que no alcanza índices de motorización tan elevados como otras ciudades, por ejemplo de Europa o de Estados Unidos”, manifestó Montes, minutos antes de desarrollar el taller ante funcionarios de las alcaldías de Managua, Ciudad Sandino y Tipitapa, que son municipios contemplados en este proyecto.

El proyecto “Promoción de Transporte Ambientalmente Sostenible para la ciudad metropolitana de Managua” está incluido entre las prioridades del Gobierno de Nicaragua de reformar el sistema de transporte público en el área Metropolitana de Managua, tal como se refleja en el Plan Integral de Transporte para la Ciudad de Managua.

El compañero Francisco Alvarado del IRTRAMMA, indicó que se pretende dotar a Managua de un sistema de transporte, que sea amigable con el medio ambiente, “esto quiere decir que tratemos de tener las menores ediciones de Co2, que es una amenaza para la humanidad”.

El proyecto incluye el diseño de una red de ciclovías de más de 40 kilómetros, con una primera etapa de 11 kilómetros, particularmente en zonas en donde se ubican Zonas Francas, centros turísticos de la capital y los municipios.

Alberto Navarrete coordinador del proyecto, manifestó que se contempla la ejecución de 2 millones 873 mil dólares entre el periodo del 2010-2014, para tres municipios como Managua, Ciudad Sandino y Tipitapa. Se pretende extender el programa a los municipios de Jinotepe, Granada, Masaya, Rivas y Chinandega.

“En este momento ya tenemos los estudios básicos, está presente la empresa que va a diseñar estas redes de ciclovias que nace después de haber hecho estos estudios. Escogimos a Managua, Ciudad Sandino y Tipitapa, porque concentran la mayor cantidad de vehículos del país y si vamos a incidir lo haremos donde verdaderamente se producen grandes cantidades CO2”, dijo Navarrete.

Para 2004 las emisiones totales de CO2 del transporte en Nicaragua fueron estimadas en 1,325,000 toneladas por año. Esto representa un aumento del 57% desde que se realizó el primer inventario de GHG en 1994. En la Zona Metropolitana de Managua, las emisiones totales de transporte son de 964,000 toneladas de CO2 / año, o sea 73% de las emisiones nacionales del sector transporte.