El uso de la tarjeta en el Transporte Urbano Colectivo (TUC) de Managua viene incrementándose cada día, sin embargo aun persiste la desconfianza de algunos usuarios que argumentan que el sistema no les agrada, en ciertos casos porque aseguran haber perdido su dinero en las recargas y otros dicen preferir el uso de efectivo.

De acuerdo al ingeniero Francisco Alvarado Director del Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua (IRTRAMMA), a las 8 de la mañana del miércoles un total de 100 mil pasajes se habían pagado vía tarjetas TUC y 400 mil usuarios ya estaban utilizando este formato de pago durante el día.

“Va muy bien con toda la ayuda y la aceptación de los usuarios el sistema del pago electrónico camina con muy buen éxito, en este momento que estamos a las 8 de la mañana ya los capitalinos han hecho uso de unos 100 mil pagos por tarjetas, ya en las primeras dos horas de la mañana, esto quiere decir que poco a poco están encontrando las ventajas, las bondades que da el uso de una tarjeta electrónica”, comentó Alvarado.

“Le estamos pidiendo a Mpeso que complete la red de sombrillas, todavía nos debe (no ha instalado) como unas 25 sombrillas en lugares que les hemos dicho como autoridad del transporte, que aunque están alejaditos y no son masivos, también necesitan el acceso fácil y también la red de recargas se mantenga pilas puestas”, aseveró Alvarado.

Un 30 por ciento de la flota de 800 buses utiliza el sistema de tarjeta electrónica, situación que se mantendrá hasta que los 800 mil usuarios que usan el transporte público se hayan adaptado a esta forma de pago. En las unidades se puede observar a un funcionario de Mpeso, instruyendo a la población para que coloquen bien la tarjeta en el validador.

Anielka Cuarezma, Gerente de Relaciones Públicas de Mpeso, informó que la tarjeta TUC ya está en manos de 600 mil usuarios e instó a utilizarla correctamente, a fin que no paguen dos veces el pasaje.

“Vamos bien, ha sido exitoso y ya van más de 400 mil usuarios que han utilizado su tarjeta TUC, hemos visto que la gente se está adaptando a este sistema moderno. Ya podemos ver que la gente tiene mayor facilidad de recargarse en las paradas, tenemos más de 70 sombrillas (puestos de recargas) en las paradas y estamos incrementando este número a 130 en esta semana”, dijo Cuarezma.

Sigue desconfianza al sistema

Las tarjetas electrónicas se siguen entregando en los 7 centros de atención de Mpeso, dos en Multicentros las Américas, Ciudad Jardín, Mercados Roberto Huembes e Iván Montenegro, Zumen.

Algunos de los usuarios consultados manifestaron estar siendo estafados por Mpeso, esto porque aseguran que solicitan sus recargas electrónicas, sin embargo cuando utilizan el sistema en los buses, el validador se pone en rojo, señal que no tiene saldo.

Cuarezma respondió que el sistema está funcionando perfectamente, por lo que considera que el usuario en algunos casos pudiese estar pasando la tarjeta en varias ocasiones ante el validador y este sencillamente va descontando el saldo en cada ocasión que es puesta la tarjeta.

“Cuando recarguen su tarjeta ya sea a una agencia, en cualquier punto o a un recargador con sombrilla, que pidan su número de referencia y así evitar cualquier inconveniente (…) con su número de referencia puede hacer su reclamo y nosotros verificamos realmente de cuanto fue esta recarga”, sugirió Cuarezma.

El señor Francisco Cruz, utilizó el servicio de los recargadores de sombrilla que Mpeso ubicó en las paradas de uso masivo y aseguró que después de utilizar su tarjeta en dos ocasiones, en la tercera el validador del bus le mostró luz roja y por eso considera que perdió la recarga.

“A mí no me gusta, la vez pasada recargue 50 córdobas y tuve que llamar (por teléfono a la empresa) y gaste 2 dólares para que reactivaran los 50 y hasta esa hora comenzó a funcionar, pero con mis dos cincuenta (2.50 centavos de córdobas) no ando llamando por teléfono y ni gastó en mensajes, no me gusta este sistema y están haciendo daño al pueblo, yo ya perdí 20 pesos”, dijo Cruz, poblador del barrio Jonathan González.

También Ezequiel Sequeira prefiere el pago en efectivo, porque hacerlo electrónicamente le causa temor que en cualquier momento el sistema deje de funcionar y por ende pierda el saldo que pudiese tener en su tarjeta.

“Para mí el pago en efectivo es mejor, no me gusta este sistema porque en cualquier momento te pueden robar el dinero que tenes en recarga, yo estoy contra esta modalidad”, dijo Sequeira.

Juan Gutiérrez Sandino, dijo estar utilizando la tarjeta TUC, porque se hace necesario que Nicaragua vaya adquiriendo las tecnologías que está usando las naciones desarrolladas.

“Yo he visitado Estados Unidos, he visitado Panamá y en esos lugares utilizan el dinero plástico en el sistema de transporte, no debemos de oponernos a usarlo en Nicaragua, me resulta mejor andas tarjeta que usar efectivo”, comentó Gutiérrez.