Diputados y trabajadores de la Asamblea Nacional conmemoraron el 23 aniversario del paso a la inmortalidad del compañero Carlos Núñez Téllez, quien fue el primer presidente de este poder del estado tras el triunfo de la Revolución Popular Sandinista e impulsor de la actual Constitución Política aprobada un 19 de noviembre de 1986.

La Junta Directiva de la Asamblea Nacional, el vicepresidente de la República Moisés Omar Hallesleven y la Bancada Sandinista colocaron hermosas ofrendas florales en el monumento dedicado a Carlos Núñez Téllez. En la actividad participó el joven Carlos Roberto Núñez, hijo del fallecido legislador.

Posterior a la colocación de la ofrenda floral, se realizó un acto homenaje en la Plaza de los No Alineados General Omar Torrijos, donde se hizo la presentación de la III edición del libro “Un Pueblo en Armas, escrito por el comandante Carlos Núñez Téllez. En esta actividad participaron como oradores los periodistas Pablo Emilio Barreto y Roberto Sánchez Ramírez, historiador y editor de esta III edición.

“Carlos es el arquetipo, organizador, el culpable en el sentido amplio del sistema constitucional que tenemos en Nicaragua, de esta constitución que a pesar de sus intentos reformistas neoliberales, sigue manteniendo un eje participativo, sigue manteniendo un eje de desarrollo del pueblo”, indicó el coordinador de la bancada del FSLN compañero Edwin Castro al hablar del legado de Carlos Núñez como Presidente del Parlamento.

En el plano político, Castro definió al Comandante Carlos Núñez como “un guerrillero ejemplar” y un parlamentario incansable, luchador por excelencia y buscador de la perfección.

“Puso a estudiar a casi todo los diputados sandinista (en los años 80) para que hicieran una mejor tarea parlamentaria, salían todos los sábados a estudiar a León, ese era Carlos, esa es el legado que tenemos”, agregó Castro.

En tanto Jacinto Suárez, Secretario de Relaciones Internacionales del FSLN y Presidente de la Comisión del Exterior, señaló al comandante Carlos Núñez, como el gran precursor y modernizador del trabajo parlamentario.

“Carlos Núñez fue el miembro de la Dirección Nacional en aquel momento, el más joven y no era casual, era el representante de una generación de sandinistas de los años 70, la última en incorporarse a la lucha armada como tal, compañeros que habían sido formados en los años 60 e inicios de los 70 en las luchas populares y se habían inspirado en los actos de heroísmos del sandinismo”, planteó Suárez al destacar el origen revolucionario de Núñez Téllez.

“Carlos supo estar a la altura de la responsabilidad que le dieron en la Dirección Nacional de aquella época, la prueba es que aquí está esta Asamblea Nacional, está una Constitución Política, la cual fue una tarea que le encargo la Revolución y la supo cumplir”.

El actual Presidente de la Asamblea Nacional René Núñez, manifestó que su hermano siempre fue un hombre que estuvo presto a aprender de sus compañ[email protected] y la prueba es que cuando se redactó la actual Constitución Política “se rodeó de la gente que más conocía en este país sobre Derecho y sobre Derecho Constitucional”.

La diputada Alba Palacios, Primer Secretaria de la Asamblea Nacional, afirmó que Carlos Núñez Téllez, fue un gran impulsor de los derechos de las mujeres en el periodo cuando el FSLN dio batalla fuerte en el proceso revolucionario.

“Siempre estuvo pendiente del respeto, de la participación de las mujeres, del empoderamiento de la mujer y siempre tuvo que ver con aquellos aspectos, en conjunto con el comandante Tomás Borge (…) de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres”, declaró Palacios.

El comandante Carlos Núñez Téllez fue miembro de la Dirección Nacional del FSLN, fue el primer presidente de la Asamblea Nacional tras el triunfo de la Revolución Popular Sandinista e impulsor de la Constitución Política que entró en vigencia en 1987. Falleció un 2 de octubre de 1990 en Cuba.