El pago del transporte urbano colectivo por medio de las tarjetas electrónicas TUC, comienza a dar muestras de estabilización.

En un recorrido por diferentes paradas de buses en la capital, los usuarios expresaron que en los últimos días el funcionamiento de las tarjetas ha sido normal y que la medida de ubicar sombrillas con edecanes para instruir a la población sobre el uso de las tarjetas ha sido acertada.

En la parada de buses ubicada en el sector de la subasta, carretera norte, los usuarios utilizaban las tarjetas electrónicas para pagar al abordar las unidades de transporte, mientras en la acera los trabajadores de Mpeso, atendían a la población con venta de recargas y mostrando el funcionamiento correcto de los validadores.

Entre las recomendaciones que hacían a la población está que luego de realizar una recarga debe esperar al menos 5 minutos para utilizar la tarjeta TUC; para conocer el saldo de su tarjeta puede enviar la palabra saldo en un mensaje de texto al número 1023.

Pobladores como María Rojas, expresaron que ahora si se siente que el sistema está funcionando bien. “La primera vez me daba miedo meterle saldo, pero ahora con todas las medidas que la empresa han adoptado me siento segura, espero que no se vuelvan a presentar los inconvenientes del inicio”, expresó.

Otros pobladores como el estudiante Sergio Martínez, también dijeron sentirse satisfechos con la nueva manera de pagar el transporte colectivo, porque definitivamente es más rápido y seguro.

“Me gusta, ahora que ya le agarré la maña me gusta más, así los transportistas están obligados a ser más transparentes”, comentó.

Los edecanes confirmaron que la demanda de las recargas para el pago del transporte ha sido buena. “Cada vez que viene un usuario se le atiende bien, se le confirma que la recarga está hecha y si tiene alguna duda se le da la instrucción correspondiente”, expresaron.