Las autoridades de la Alcaldía de Managua y de la dirección de patrimonio histórico de la capital, expresaron su solidaridad a la familia de Francisca Villalta, mejor conocida como la Chica Vaca, quien este fin de semana, a la edad de 103 años, pasó a otro plano de vida.

La Alcaldesa Daysi Torres, el Vicealcalde Enrique Armas y el director de patrimonio histórico, Clemente Guido, se presentaron a la casa de habitación de Villalta, para rendir un merecido homenaje a la mujer que dedicó su vida a mantener vivas las tradiciones de Santo Domingo de Guzmán y al mismo tiempo acompañar solidariamente a la familia doliente.

Torres expresó que Francisca Villalta pasa a las páginas de la historia de nuestro país, “esa página donde están las mujeres y hombres de la cultura, de las tradiciones y de la fe”.

La alcaldesa señaló que la municipalidad, junto al gabinete de la familia y los tradicionalistas, están preparando un merecido homenaje a Francisca Villalta. “Aquí estaremos acompañándola y despidiéndola con fe, con fervor religioso, con mucha alegría como ella era”, explicó.

Clemente Guido, expresó que doña Chica Vaca fue una de las tradicionalistas más autenticas de las fiestas patronales de Managua, por los 80 años que tuvo llevando la tradición heredada de su madre. El historiador dijo que Villalta dio su vida para conservar una tradición y cumplir una promesa a cabalidad. “Por eso es un ejemplo para la juventud, para los promesantes y para todos los managuas”.

“Estamos de luto en Managua, debemos de conservar este luto como un momento de reflexión acerca de cómo conservar nuestras tradiciones y a personas que son dedicadas a la tradición por amor y por entregarse a la fe y la devoción como la Chica Vaca”, indicó Guido.

Carolina Chavarría, sobrina nieta de la Chica Vaca, agradeció a la compañera Rosario Murillo y al Presidente Daniel, por el apoyo que durante años brindaron a Francisca Villalta y por las muestras de solidaridad expresada a través del gabinete de la familia y de la alcaldía de Managua.

“El legado de ella es que sigamos con la tradición y que no perdamos la fe, siempre nos van a ayudar porque con fe se mueven montañas”, dijo Carolina.