Los abogados Manuel Urbina Lara y Mario Arce, en representación de Real, introdujeron a la Oficina de Recepción y Distribución de Causas y Escritos (Ordice) de los Juzgados capitalinos, el escrito donde solicitan que el proceso contra Martínez Contreras sea llevado por un Juzgado de Distrito Penal.

Cabe destacar que el Juez Morales ya realizó una audiencia en la que Martínez Contreras se declaró culpable, por lo que el representante del Ministerio Público demandó 4 años de cárcel, mientras el abogado defensor del acusado solicitó un año de privación de libertad.

Los abogados de Real consideran que Morales no es competente para llevar el proceso y consideran que el acusado debe ser condenado a la pena máxima de diez años de prisión, por las características de las lesiones sufridas por su cliente.

Arce señaló que el dictamen de medicina legal y de otros especialistas, son contundentes en afirmar que las lesiones en Real, serán permanentes y por lo tanto ocasionarán estragos en su salud en el futuro próximo. Real recibió un golpe contundente de parte de Martínez Contreras, que le ocasionó una fractura nasal, un pomulo inflamado, desprendimiento de la retina del ojo izquierdo y otras secuelas secundarias.

“Por la gravedad de las lesiones y sus secuelas, este juicio debe ser declarado incompetente y trasladado a un juzgado de distrito”, dijo Arce.