El Banco Central de Nicaragua (BCN) suscribió un contrato de línea de crédito por 200 millones de dólares con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para apoyar la gestión de liquidez del ente emisor.

Esta línea de crédito es de carácter revolvente, tiene vigencia de un año a partir del 20 de agosto 2013 y constituye la cuarta renovación desde que el BCN suscribió por primera vez este instrumento.

El contrato de crédito fue firmado por el compañero Alberto Guevara, Presidente del BCN, mientras por el BCIE firmó el señor Silvio Conrado. Cabe destacar que el Banco Central no ha utilizado esta línea de crédito en los años anteriores, dado que la situación macroeconómica se encuentra estable y con signos de consolidación.

El objetivo de la línea de crédito es apoyar la gestión de liquidez del BCN, a través de su uso en los siguientes dos destinos: Apoyo para solventar contingencia de liquidez y fortalecimiento de la posición de liquidez.

“La renovación de esta línea es consistente con el objetivo del Banco Central de fortalecer la red de seguridad financiera, en el marco del programa Económico Financiero del Gobierno de Nicaragua y muestra el respaldo de los organismos financieros internacionales al compromiso del Banco con la estabilidad macroeconómica”, destacó el compañero Guevara.

Conrado manifestó que el BCIE continua respaldando al Gobierno de Nicaragua y las prioridades establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo Humano, así como el programa económico financiero.

“Esta línea de crédito contingente al Banco Central de Nicaragua tiene dos objetivos, el primero es fortalecer la gestión del gobierno en materia de políticas macroeconómicos y el segundo es ayudar a fortalecer la confianza de los agentes económicos en la estabilidad cambiaria y monetaria del país, frente a un entorno aun adversos de la economía mundial”, destacó Conrado.

Agregó que estos 200 millones de dólares serán un respaldo potencial ante posibles amenazas de la crisis financiera internacional y que puedan de alguna manera afectar o deteriorar la balanza de pago del país.

“Esta es una línea de crédito contingente que está dirigida, como su nombre lo indica, por si acaso se presenta situaciones que puedan afectar de alguna manera, la situación de liquidez del Banco, a través de algunos efectos que pudiera tener en el sistema financiero, con ello se está fortaleciendo la posición de reservas del Banco”, expresó el representante del BCIE en Nicaragua.

Guevara señaló que la línea de crédito no ha sido utilizada en los años pasados, dado que no han ocurrido las condiciones que ameritaron su uso.

“Las políticas propias del Banco, las del gobierno han dado lugar a que se pueda mantener la estabilidad, aún en condiciones adversas de la economía internacional y ello muestra por un lado la prudencia y la responsabilidad del Banco de tener los recursos disponibles, pero no utilizarlos, sino cuando se presentan situaciones que verdaderamente lo ameriten”, destacó Conrado, que aplaudió al gobierno por haber tenido una evaluación positiva de parte del FMI.

Guevara subrayó que la línea de crédito con el BCIE, es “un seguro” frente a la contingencia que pueda ocasionar los problemas financieros en el mundo, del cual Nicaragua no está exenta.

“Nosotros con esto lo que queremos es, poder brindarle apoyo a la gestión de liquidez como una política precautoria, brindaría esto una importante señal a los agentes económicos nacionales y extranjeros, respecto al compromiso del Banco Central para resguardar la estabilidad financiera y apuntalar los niveles de reserva y la confianza de los agentes económicos”, concluyó Guevara.