Los pobladores del barrio Hilario Sánchez del Distrito III de Managua se mostraron muy contentos y satisfechos con la realización de la Feria de la Economía Familiar que se desarrolló cercana a sus hogares, de modo que pudieron adquirir una variedad de productos a precios sumamente bajos y sin tener que salir del barrio.

Los comerciantes y productores manifestaron su agradecimiento al Gobierno del Frente Sandinista por brindarles el apoyo necesario para participar en la Feria y de esa manera ofertar directamente al consumidor todos sus productos.

“Nos ayudan a nosotros a sacar nuestros productos, a levantar un poquito las ventas y el apoyo de Enabas a darnos precios solidarios, precios bajos para ofrecerlos a los pobladores como el arroz de buena calidad que hemos traído el día de hoy a solamente C$10.00 y el azúcar a C$8.50, las pastas alimenticias a C$7.00 y los jabones de lavar a C$8.50 y una variedad de productos que les hemos traído para facilitarles sus compras de la semana”, expresó Ana Rodríguez.

Yadira Avendaño afirmó que la organización de la feria es una buena iniciativa para la compra de productos de consumo familiar a precios más bajos que en los mercados, además que es una buena oportunidad para compartir con la familia durante el fin de semana.

“La feria está buenísima y ha sido muy buena para poder comprar las cositas de que necesitamos en la casa, pero además hemos podido pasar consulta con un médico que también nos dio el medicamento y ahora estamos almorzando barato”, dijo Brunilda Avendaño.

Magdalena Velázquez declaró que para las mujeres que integran el programa Usura Cero es una buena oportunidad el desarrollo de Ferias de la Economía Familiar en los barrios, porque de esa manera pueden colocar los productos que han logrado elaborar o que han adquirido para su posterior comercialización con el financiamiento que han recibido del Gobierno Sandinista, pero sobre todo llegar hasta los hogares de las familias nicaragüenses con productos de calidad y a precios al alcance de sus bolsillos.

“Considero que es una ayuda para el vendedor como el comprador porque se ofrecen productos a bajo precio pero sin perder la calidad, productos completamente al alcance del bolsillo de todas las familias”, manifestó María Elena Saravia.

“Están muy buenas porque me han servido para pasar consulta, me dieron el medicamento, estoy comiendo y divirtiéndome en familia”, comentó Paula Sequeira Martínez.