Como parte de la lucha constante del Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud (MINSA), en contra del mosquito transmisor del dengue, cuadrillas de trabajadores de este ministerio se dieron a la tarea de efectuar una jornada de fumigación en los barrios de los distritos II y III de la capital, esto con el objetivo de evitar posibles brotes de esta enfermedad y así garantizar la vida de los pobladores.

Con sus equipos de fumigación en mano, los trabajadores ingresaron a las viviendas con el debido permiso de los propietarios y rociaron en cada una de las habitaciones el componente que permite que los mosquitos existentes dentro de las casas mueran y de esta manera no sigan causando molestia a los habitantes.

Las familias de los barrios, se mostraron anuentes a colaborar con este tipo de jornadas, las que constantemente están siendo realizadas en todos los barrios de la capital y a nivel nacional, de igual manera destacaron que están poniendo en práctica todas las recomendaciones que el Minsa ha venido brindando a lo largo de estas semanas parta evitar la proliferación de las enfermedades.

“Esta jornada de fumigación me parece una buena idea porque aun cuando nosotras limpiemos nuestras casas, siempre hay insectos y mosquitos, sin embargo la responsabilidad también es nuestra, por eso debemos mantener los barriles con agua bien tapados, evitar las acumulaciones de agua en recipientes donde el mosquito se puede reproducir y mantener limpios nuestros patios” destacó Yaneth Zúniga.

“La fumigación dentro de nuestras casas es importante porque de esta manera estamos poniéndole fin a muchos insectos que tenemos dentro de los cuartos, además estamos dándole la batalla al mosquito del dengue, nosotros como pobladores debemos estar consientes que nuestro aporte a estas jornadas es abrir las puertas de nuestras casas para que los del Minsa ingresen y además evitar los posibles criaderos del mosquito” afirmó Conny Orozco.

Las jornadas de fumigación se han venido desarrollando a los largo de todas estas semanas, esto como parte del plan especial que está desarrollando el Minsa para garantizar la salud de los pobladores.

“La importancia de estas jornadas de fumigación es que nosotros estamos trabajando en pro de la eliminación de los criaderos del vector del mosquito transmisor del dengue, nosotros lo que queremos es aminorar los índices de afectación del mosquito. La población está colaborando con nosotros y está dándole la importancia necesaria a este tipo de jornadas” destacó Noel Rivera, jefe de brigada del Minsa.