Douglas Silva y Guisele Tenorio son productores agrícolas y conforman un matrimonio que se dedica al cultivo y transformación del sésamo negro en Nicaragua desde 2018 y bajo la marca AMILI se abren paso en la cosmética y la alimentación saludable.

La empresa agroindustrial San José es la distribuidora de esta marca que se ubica a 126 kilómetros de Managua, en el municipio de Posoltega del departamento de Chinandega, donde las tierras son óptimas para la plantación del sésamo negro o ajonjolí negro. AMILI procede del náhuatl y significa tierra agrícola o tierra de regadío.

Ambos productores compartieron con El 19 Digital que este emprendimiento familiar nace como una necesidad al no contar con el respaldo crediticio en bancos a raíz de los acontecimientos del intento fallido de golpe de Estado y es así, que unos asiáticos en una feria les preguntaron por esta semilla y como todo nicaragüense creativo e innovador, empezaron a investigar e ir más allá de cómo sacarle provecho.

AMLI

“Empezamos a reproducir esa semilla con 20 libras que logramos encontrar, hasta llegar a reproducir para sembrar 40 manzanas. Nos decían los locos, porque venimos nosotros con una mentalidad futurista, de reproducir una buena semilla, darle un valor agregado, pero también teníamos que hacer algo diferente a lo que hemos hecho durante 20, 40 años”, dijo Douglas.

No obstante, la pareja no esperaba el impacto de la pandemia y con la materia prima en mano de casi 40 quintales, aparte de la semilla que utilizarían para sembrar, tenían que pensar en cómo aprovecharlo y es así que empiezan a buscar alternativas de transformación.

Guisela manifestó que con el sésamo se pueden hacer muchas cosas como pastas, pasteles, cupcakes, galletas, sorbetes y otros. El primer producto que elaboró en casa fue un cereal, el que por la misma condición de la semilla de contener aceite más que fibra, a pesar de mezclarlo con canela, chía, linaza y tostarlo, siempre se humedecía. De ahí que nace la idea de crear el aceite de sésamo en dos presentaciones, una con semilla tostada y la otra con semilla virgen.

Sin embargo, sus inicios fueron difíciles porque no contaban con maquinaria para la extracción, tocaron muchas puertas hasta que en el municipio El Sauce una cooperativa que procesa miel para exportación a Alemania les dio la oportunidad de hacerlo con sus equipos y ahí es donde empiezan la travesía con el sésamo negro.

Orgánico y nuevo imagen

Actualmente AMILI cuenta con nueva imagen más fresca y verde que promueve la naturaleza del sésamo negro que es rico en nutrientes, de sabor intenso y cuya semilla son pequeños granos de la planta “sesamun indicum”, originaria de Asia.

Con una materia prima libre de químico, que los hace completamente agroecológicos y un análisis libre de 385 químicos, actualmente con AMILI elaboran en productos alimenticios, además del aceite en su presentación extra virgen y negro tostado, el dulce Nekutik y la semilla tostada. En el ramo de cosmética natural un tratamiento capilar, el cuidado facial y revitalizar la piel, un exfoliante, jabón neutro con miel y aceite facial.

La aceptación ha sido muy buena, hace un año empezamos con nuestras ideas, de cómo llegar al mercado y eso nos ha impulsado a mejorar, a crecer, ya que el mismo público nos decía que todo estaba lindo, que querían más, que fuera nicaragüense, y esto nos permitió a tener este cambio de imagen y los aprendizajes que hemos tenido en todo este tiempo”, indicó Tenorio.

AMLI

Estos productos se pueden encontrar en Managua en La Casa del Maíz, ARTESAN y muy pronto en el Colectivo Nomimi y en León en el Salón Amelia, además de las redes sociales Facebook, Instagram y WhatsApp Business.

Para esta temporada decembrina están promoviendo kits de sus productos a precios accesibles, que usted podrá obsequiar a sus seres queridos.

Los productos de AMILI también han estado en Ferias, la Expopyme, Nicaragua Diseña y Nicaragua Emprende.

Respaldo del Gobierno ha sido fundamental

Ambos emprendedores señalaron que el acompañamiento de las instituciones de Gobierno ha sido fundamental para su crecimiento, como es el caso de Mefcca, IPSA, INTA, e incluso APEN.

“Desconocíamos todo esto, pero gracias al Buen Gobierno, que lo que hace es ponerte las herramientas y tener visión, buscar transformarse como productores y desarrollarnos, porque como productor tenemos el conocimiento pero en transformación no y ahí es donde hemos sido apoyados”, dijo Guisele.

“Nosotros como AMILI analizamos cada una de las oportunidades y fortalezas que nos brinda un Gobierno que es abierto y consciente de las dificultades que pasamos nosotros los emprendedores. Seguimos firmes gracias al acompañamiento que nos brindan las diferentes instituciones y agradecidos con las herramientas que nos proporcionan para continuar con ánimos nuestras tareas”, destacó Silva.

AMLI

El proceso ha sido arduo pero la constancia de ambos les ha dado el éxito, además de la perseverancia y capacitarse, asimismo “nuestro éxito como emprendedores se fundamenta en nuestra fe en Dios y en la milagrosa semilla de origen asiático, denominada sésamo negro”, enfatizó Silva.

A largo plazo la visión está enfocada en las exportaciones y desde ya buscan mercado en Japón y la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

“Nicaragua tiene potencial inmenso, ya quisieran otros países tener nuestras tierras, porque son benditas y llama la atención cómo cosechamos nosotros unos productos de alta calidad”, refirió Douglas.

AMLI

AMLI

AMLI