La comunidad evangélica nicaragüense celebró este fin de semana el Día Nacional de la Biblia, en conmemoración del 444 aniversario de la traducción de las sagradas escrituras al español, evento que estuvo cargado de muchas alabanzas hacia el Creador de la Tierra y los Cielos, además de la participación musical de diferentes agrupaciones cristianas que se dedican a elevar sus cantos para llevar sanación a las poblaciones.

Roberto Rojas, presidente del Comité Organizador del Día de la Biblia para Managua, consideró que la población nicaragüense cristiana está valorando cada día más la Biblia como el libro de los libros y es muy bueno que el pueblo se reúna para darle gracias a Dios por las sagradas escrituras, demostrando con ello que le están dando un valor muy relevante dentro de sus vidas.

“Hace 444 años la Biblia fue traducida al castellano y eso nos alegra porque indica que hace cuatro siglos y cuatro décadas los que hablamos el idioma castellano tenemos la Biblia en el idioma que nosotros podemos leer y eso me da la señal de que esta población se está encaminando por el camino correcto, Nicaragua se está enrumbando en la dirección adecuada porque entre más conozcamos la Biblia Nicaragua va a tener menos problemas, menos dificultades y va a ser un país más seguro, más estable, menos violento, porque la Biblia le cambia la vida a los seres humanos”, expresó Rojas.

El Reverendo Sixto Ulloa, manifestó que la celebración del Día de la Biblia y de los 444 años de su traducción es una demostración de cómo los cristianos nicaragüenses han ido creciendo en el estudio y el testimonio de la palabra y que con el modelo cristiano, socialista y solidario del Gobierno del Presidente Daniel Ortega Saavedra se está creando un ambiente de bendición, prosperidad y en victoria porque en Nicaragua hay paz y amor, lo que se ha logrado también con la lectura bíblica y la oración.

“En ese cuadro de 444 aniversario aprovechamos a dar gracias a Dios por todas esas bendiciones, por toda esta prosperidad”, dijo el Reverendo Ulloa.

David Arroliga calificó la actividad como uno de los mejores eventos que se pueden desarrollar para agradecerle a Dios por todo lo que nos ha dado en Nicaragua y seguir obrando en nombre del Señor.

“Le damos gloria a Dios que estamos aquí celebrando la traducción de la Biblia y de damos gracias al Señor porque nos tiene aquí con vida y energía para poder festejar este hecho tan importante para todos los cristianos”, comentó Ana Julia Morales.

Maritza López afirmó que celebrar los 444 años de la traducción de la Biblia es una forma de agradecerle a Dios y pedirle más bendiciones para cada uno de los nicaragüenses.

“Invocamos el nombre de Dios, porque Él es grande, es bueno, Él es santo, perfecto y por eso estamos acá orando y pidiendo que nos siga llevando por un mundo de paz y de tranquilidad como la estamos viviendo en este momento”, declaró Jahaira Mercado.