El gremio del periodismo nicaragüense se encuentra de luto por el lamentable fallecimiento de la reconocida periodista, amiga y defensora de los derechos de las mujeres Ada Luz Monterrey, quien pasara a otro plano de vida la noche del viernes. Este sábado, amigos, compañeros de trabajo y artistas nicaragüenses llegaron hasta las instalaciones de “Radio Mujer” a rendirle guardia de honor a la "Última Bolchevique" como se hacía llamar y la reconocían sus más cercanos.

Monterrey, una mujer inclaudicable y que por más de 20 años estuvo al frente de Radio Mujer, la que fuese su trinchera de lucha y defensa de los oprimidos y la causa de las mujeres, donde con voz clara, firme y contundente mantuvo su respaldo al Frente Sandinista y donde además abrió espacios a los artistas nicaragüenses.

Para todos aquellos que la conocieron y que tuvieron la oportunidad de trabajar con ella, su muerte deja un vacío inmenso en el gremio periodístico y en las organizaciones promotoras de la igualdad de género, ya que ella además de ser una de las primeras mujeres periodistas del país, con su simpatía, solidaridad y audacia logró ganarse el respeto y admiración de todos.

“Para la ciudadanía, para el periodismo y para las mujeres nicaragüenses, la muerte de Ada Luz representa una gran pérdida porque fue en esta radio donde constituimos la coalición de mujeres hace más de 10 años, donde nos conglomeramos mujeres de diferentes tendencias políticas, unidas por primera vez, esta radio fue el escenario donde por primera vez las mujeres en Nicaragua depusimos posiciones para vernos como mujeres. Hoy lamentamos la muerte de nuestra compañera” señaló la magistrada Alba Luz Ramos.

“Nosotros compartimos con Ada luz ese periodismo de altura, porque ella fue una periodista con mucha fortaleza y siempre expresó lo que sentía, fue muy alegre y muy revolucionaria, por eso ella se llamaba la última bolchevique porque sandinistas como ella ya no quedaban debido a du fortaleza revolucionaria. Ella deja un ejemplo de lucha a las mujeres y a la nueva generación del periodismo sin importar las barreras que nos encontremos en el camino” expresó la alcaldesa Daysi Torres.

“Ada Luz y yo estuvimos mucho tiempo vinculadas en diferentes momentos de nuestra lucha y de trabajo, de soñar a lo grande y de darnos mutuamente fortaleza para salir adelante y el legado que nos deja a todas las mujeres es que nunca tuvo diferencias con nadie y siempre pensó que teníamos que ver a una Nicaragua Linda y ese sueño se ha hecho realidad gracias a esos esfuerzos que hoy dan frutos” expresó la diputada Gladis Báez.

Los músicos por su parte, con mucha nostalgia recuerdan a Monterrey como una promotora cultural, la que nunca dudó en abrir las puertas de la radio para que sus creaciones se escuchasen en todo el país.

“Ada Luz me enseñó mucho acerca de la radio, siempre fue una mujer colaboradora y promotora de nuestra cultura, nunca cerró las puertas a los artistas, en su programa “El Atabal” siempre promovió la música nacional y eso es digno de admirar, porque no en todas las radios tenemos esos espacios que ella nos brindaba” dijo el cantante Anthony Mathew.

En horas de la tarde de este sábado, sus restos fueron trasladados al cementerio Jardines del Recuerdo, donde el padre Antonio Castro ofició una homilía en la que recordaron la incomparable personalidad de Monterrey, la que muchas veces fue señalada por muchos pero que eso no representó ningún tropiezo en el desarrollo y éxito de su trabajo.

“Ada fue una mujer que siempre mostró lealtad a su pueblo y a su partido político, siempre lo hizo con orgullo de ser parte de esta tierra que la vio nacer, siempre mantuvo su criterio e hizo saber siempre su postura aún cuando era criticada, por ello Ada Luz Monterrey es una mujer sin comparación” finalizó el sacerdote.