Desde cualquier espacio, Ada Luz Monterrey atizó el derecho de las mujeres a ser tratadas en igualdad con los hombres y también reconoció en el Frente Sandinista el único partido y gobierno capaz de cumplir esa demanda.

Así quedó demostrado aquel primero de marzo del 2007, cuando el Gobierno Sandinista le otorgó junto a otros colegas, la Orden Independencia Cultural Rubén Darío.

Al finalizar su breve intervención, durante aquel acto, Ada Luz exclamó: “¡Las mujeres tenemos derecho al 50% de los cargos públicos!”, ratificando de esa manera la propuesta sandinista de lograr la igualdad entre hombres y mujeres en todos los cargos de elección popular en el país.

En aquella ocasión, Ada Luz reconoció que tras 16 años de desgobierno neoliberal, las mujeres nicaragüenses añoraban el regreso del Frente Sandinista al poder.

“No porque esperábamos privilegios, no porque esperábamos prebendas, sino porque hemos tratado de ser honestas con nosotras, y estamos convencidas que desde los 90 para acá, el único Gobierno, el único Partido Político, que podía llenar nuestras esperanzas, era el Frente Sandinista de Liberación Nacional”, explicó.

“Este es el primer Gobierno en la historia, desde que somos República, que propone el 50% para las mujeres en los cargos públicos, ¡no hay antecedente! Y esto nos permite a las mujeres, introducirnos en la Asamblea Nacional, y que las reformas constitucionales no sean de corte eminentemente machistas”, agregó.

“Que esta propuesta del Frente Sandinista, si se reforma la Constitución, quede para los futuros Gobiernos, ¡las mujeres tenemos derecho al 50% de los cargos públicos!”, afirmó Monterrey.