Familiares, personalidades de la cultura y la política, amigos del gremio periodístico y trabajadores de Radio Mujer, rindieron homenaje póstumo a la periodista nicaragüense Ada Luz Monterrey, en el Salón de los Cristales, del Teatro Nacional Rubén Darío, previo a su sepultura este fin de semana.

Los amigos de la reconocida periodista, abanderada de la defensa de los derechos de las mujeres en Nicaragua, hicieron guardia de honor y recordaron el carisma de la mujer que con su lucha tenaz concibió en Radio Mujer un espacio para dar voz a las mujeres en el país.

El Presidente de la Asamblea Nacional, diputado René Núñez, depositó una rosa blanca en el féretro donde descansan los restos de Ada Luz.

“Queremos recordar cuando la conocimos aquí en Managua en 1967, ella estudiaba periodismo. Nos unía el vínculo de ser personas que tenían el mismo pensamiento de izquierda, anti somocista, revolucionarios”, expresó Núñez.

“Fuimos juntos a armonizar, a ambientar el recinto universitario Rubén Darío, que se inauguró en el 69. Ya ella tenía claro su pensamiento, no se decía todavía “la ultima bolchevique” porque ahí no había caído el socialismo, pero si discutía con ardor, con conocimiento y con conciencia el pensamiento de izquierda”, recordó.

“Para mí lo más importante de Ada Luz y su legado es que ella hizo un periodismo con conciencia, con conocimiento, un periodismo crítico, sin ser destructivo, un periodismo amplio sin ser excluyente y un periodismo enterado, estudiado, que le ayudaba a la gente a aprender”, manifestó el diputado.

“Hoy que le damos su partida, yo quiero recordarla como lo que ella fue, y como ella quería que la recordaran como “La Última Bolchevique”. La última bolchevique no es una mujer cerrada o cuadrada, sino que una mujer de principios, con los principios bien adentro de su corazón y con el pensamiento amplio. Ella unía el conocimiento, la esperanza, el futuro con sus principios, nunca dejó de ser una mujer de principios”, añadió Núñez.

Radio Mujer, un legado para Nicaragua

Esperanza Álvarez, asistente personal de Ada Luz, comentó que Monterrey fue una persona de carácter fuerte, pero solidaria y con un gran corazón.

“Ella era del tipo de personas capaz de hacer cualquier cosa con tal que sus trabajadores estuvieran bien. Ella luchó por la radio, era como su hija y trató de mantenerla al aire. Ella contagiaba el espíritu de orden, el espíritu de superación, el espíritu de salir adelante”, explicó Álvarez.

Para los trabajadores de Radio Mujer, uno de los legados más importantes de Ada Luz para Nicaragua es Radio Mujer.

“Ella nos dejó un legado de mantener su radio al aire, de ser fuerte, aguantar tempestades y todo. Nos dejó una herencia: El Atabal; ese micrófono era libre para ella, hablaba de todos los temas con la verdad siempre y ahora nos toca fortalecerlo”, indicó la asistente que le acompañó en los últimos 8 años.

Por su parte, la periodista y amiga personal Emma Gómez, comentó que Ada Luz fue una extraordinaria profesional. “Una mujer audaz, con el don de la palabra, una mujer que luchó por los que no tenían voz, fundadora de Radio Mujer, primera en Nicaragua y segunda en Latinoamérica”.

“Fue una mujer con principios revolucionarios, una mujer fiel como amiga, incapaz de traicionar, incapaz de hacer algo inadecuado contra una verdadera amiga. Tuvimos la oportunidad de pasar como familia en mi casa, Navidad, Año Nuevo, Semana Santa, porque para mi familia ella también era parte de nuestra familia”, recordó.

“Ada Luz nos deja un legado para la nueva generación de periodistas, es un ejemplo a seguir: la tenacidad, la audacia y la voluntad de trabajo que tenía la Ada Luz. Es una pérdida lamentable para todo el país, es una pérdida que se siente”, aseguró.

A través del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) y del Teatro Nacional Rubén Darío, el Gobierno de Nicaragua manifestó su reconocimiento a Ada Luz Monterrey.

Luis Morales, director del INC, precisó que Ada Luz fue una verdadera guerrillera de la palabra, a una mujer que conquistó sus sueños.

“Ada Luz Monterrey hizo surgir de la nada un proyecto hermosísimo como ha sido Radio Mujer, una escuela de periodismo, y un ejemplo para las nuevas generaciones”, indicó.

“En nombre del Gobierno de Nicaragua, del Presidente Daniel, de la Compañera Rosario, de toda la familia de intelectuales de la cultura nicaragüense, queremos rendir este homenaje a Ada Luz. No lo hacemos con tristeza, lo hacemos acongojados pero con alegría, porque estamos despidiendo a una mujer que conquistó sus sueños y se presenta ante el creador con las manos llenas”, expresó Morales.