En declaraciones al Programa En Vivo de Canal 4, Rappaccioli indicó que los logros alcanzados en el ámbito de la generación eléctrica se deben a la buena y oportuna gestión del Gobierno Sandinista encabezado por el Comandante Daniel Ortega Saavedra.

Recordó que durante 16 años de gobierno neoliberal el sector eléctrico del país no había recibido inversión y la electricidad apenas llegaba al 50% de los hogares de los nicaragüenses, además Nicaragua dependía en un 70% del petróleo para la generación de energía.

Por lo tanto valoró que “el programa estratégico que ha impulsado y dirigido nuestro presidente el comandante Daniel se deriva del Plan Nacional de Desarrollo Humano, en el cual la energía dentro de ese Plan constituye un elemento de infraestructura, de apoyo, de sustentación muy importante, porque se produce lo que se llama electricidad que es esencial para tener una mejor vida”.

Rappaccioli dijo que la energía está íntimamente relacionada con el desarrollo social económico de cualquier país y en nuestro caso de una forma muy especial.

Comentó que en el año 2007 el Gobierno Sandinista encontró un país con problemas de energía. “Había que conseguir de alguna manera mayor capacidad de generación, eso lo pudo conseguir nuestro presidente con la cooperación de Venezuela” y recordó que ese país puso a disposición de Nicaragua una serie de plantas de energía que vinieron a disminuir los racionamientos eléctricos sufridos hasta esa fecha.

“Fueron los primeros 60 megavatios que comenzaron a generar en Marzo del 2007, eso no era suficiente como para estar seguro que no tendríamos razonamientos a causa de las falta de inversiones en 16 años, descuido en el mantenimiento de las plantas, no había reservas y en algunos momentos hubo déficit que provocaron racionamientos en el 2007”, recordó el ministro.

En el año 2008 vinieron otras plantas que aportaron en total 290 megavatios con lo cual se puso fin a una era de racionamientos de energía en el país.

Ante eso Rappaccioli mencionó que una de las primeras acciones del gobierno fue garantizar la energía y se comenzó a ver los efectos que se tenía de las inversiones en el país.

Gobierno apoya inversión en generación eléctrica con fuentes renovables

El ministro aseguró que desde que el Presidente Daniel asumió el Gobierno en el año 2007, se ha dado apoyo a la inversión para la generación eléctrica.

De esta forma en el año 2009 se comenzaron los esfuerzos por cambiar la matriz energética a fuentes renovables autóctonas naturales, “de tal manera que un proyecto eólico que ya se había comenzado pero estaba parado por problemas burocráticos, dificultades para el inversionista, nosotros dimos nuestro apoyo conforme el marco regulatorio jurídico y para fines del 2009 a 2010 entraron 63 megavatios eólicos”.

Asimismo Rappaccioli indicó que el gobierno continuó impulsando la inversión extranjera con participación estatal en nuevas plantas con recursos renovables.

“Ahorita tenemos 5 proyectos en construcción de nueva generación con fuentes renovables”, indicó Rappaccioli y recordó que en los primeros días de este año 2012 entraron 36 megavatios generados en la Planta de San Jacinto Tizate, la cual a finales de este mismo año introducirá otros 36 megavatios.

Según el ministro, ambas fases de San Jacinto Tizate representan una inversión de 415 millones de dólares.

Asimismo comentó que actualmente se desarrolla el proyecto hidroeléctrico Larreynaga, el cual aportará 17 megavatios y cuya inversión asciende a 60 millones de dólares. Este proyecto entrará a mediados del 2013.

A esto debe sumarse otros dos proyectos eólicos que están en construcción y ya tienen contrato firmado de compraventa de energía con las distribuidoras Disnorte y Dissur. Estos proyectos correspondes a blue power en el istmo de Rivas el cual generará 39 megavatios a un costo de 110 millones de dólares; y  Eolo de 39 megavatios cuya inversión ronda los 115 millones de dólares. Ambos proyectos están planificados para entrar en operación a partir de diciembre de este año.

Otro de los proyectos destacados es el que se desarrolla en Pantasma, denominado HidroPantasma el cual generará 12 megavatios y el monto de inversión es de 43 millones de dólares, según Rappaccioli este proyecto entrará a operar a partir del 2013.

El ministro estimó que con la entrada en operación de estos proyectos  se estará cubriendo con fuentes renovables casi el 50% del consumo de energía previsto para el año 2013.

Pero las inversiones en el sector energético no se detienen en el 2013, mas inversiones continuarán realizándose en los años posteriores para consolidar la generación eléctrica con fuentes renovables.

Rappaccioli indicó que otros proyectos como Tumarín y Casitas – San Cristóbal estarán realizándose entre el 2014 y el 2017.

“Tenemos el proyecto eléctrico Tumarín, ha habido atrasos y valga mencionar que hoy viene una misión de alto nivel de las empresas que son los accionistas principales desde Brasil, estamos buscando el mejor contrato para nuestro país, en unos 20 días estaremos llegando a un acuerdo que sea aprobado por el Gabinete de Energía y ratificado por el Presidente Daniel. Estamos hablando de 253 megavatios que estarían entrando al comenzar el 2017”, aseguró el Ministro.

Indicó que tomando en cuenta proyectos como Casitas y Tumarín, más los proyectos que Albanisa  realiza en Chiltepe y en Rivas para el 2017 se estará alcanzando el 80% de generación con recursos renovables.

Generación con fuentes renovables contribuirá a ahorrar dinero para el país

La generación con fuentes renovables, el cambio de la matriz energética permitirá además que el país ahorre dinero que actualmente gasta en compra de petróleo para la generación eléctrica.

“Solamente tomando en cuenta los proyectos nuevos que van a estar generando en el 2013, estamos hablando una reducción en el consumo de full oíl de 1 millón 754 barriles, que al precio promedio actual de 110 dólares el barril, estamos hablando de 193 millones de dólares”, precisó Rappaccioli.

Explicó que entre todos los proyectos que se desarrollan actualmente más los que comenzarán a realizarse en los próximos años, la inversión total alcanza los 2 mil 108 millones de dólares, que significa la inversión de 506 megavatios con fuentes renovables.

Al respecto valoró que “lo que se ha logrado en términos de cambiar la matriz de generación e ir disminuyendo la dependencia del petróleo para la generación, es una realizada que se ha conseguido con la dirección de nuestro Presidente Daniel Ortega”.

Energía contribuye al desarrollo socio económico del país

Entre los impactos que la generación eléctrica la cual ha sido impulsada por este gobierno está teniendo en la vida social y económica del país, Rappaccioli señaló que “el crecimiento del producto interno bruto es el más alto de Centroamérica; el incremento en la capacidad de generación ha sido de 41% el más alto en Centroamérica; las exportaciones de mercancías se valoran en 2 mil 340 millones de dorales; la inversión extranjera directa superior a los 900 millones de dólares; y todo eso está ligado a la mejoría sustantiva en cuanto a la generación y la seguridad en el suministro de energía eléctrica”.

A la par de esto, dijo Rappaccioli, tenemos que ampliar la cobertura del suministro de energía eléctrica.

Comentó que a fines del 2006 y comienzos del 2007 la cobertura de la energía eléctrica llegaba al 50% de la población, pero actualmente se ha logrado cubrir a más del  70% de la población, con lo cual se ha incrementado la cobertura en un 20%.

“Eso ha significado una inversión de mil 56 millones de córdobas, ahí hay recursos de financiamientos concesionales, donaciones y presupuesto de la República. Se ha llevado electricidad a casi 60 mil viviendas, 350 mil nicaragüenses que no tenían energía en su casa y ahora la tienen”, detalló el ministro.

Este año se llevará energía a miles de viviendas más

A corto plazo, Rappaccioli expresó que por medio del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable que lo ejecuta Enatrel, se tiene proyectado una inversión en electrificación rural y normalización de asentamientos superior a los 12 millones de dólares.

Con esa inversión se logrará llevar energía eléctrica a 6 mil 400 viviendas por medio de la  extensión de redes,  con lo cual se cubren 200 comunidades.  Según el Ministro para ello se requerirá la construcción de 290 kilómetros de líneas en zonas rurales.

Asimismo se llevará la normalización del servicio eléctrico a 30 asentamientos en diferentes departamentos del país, cubriendo 7 mil 500 viviendas.

En total, por medio del Programa Nacional de Electrificación, se beneficiará a  13 mil 900 viviendas.

Se trabaja para mejorar eficiencia en el uso de la energía

El ministro también aseguró que en el país se trabaja para mejorar la eficiencia en el uso de la energía.

Comentó que Nicaragua es uno de los países que ocupa más cantidad de petróleo para producir mil dólares de PIB.

“Es uno de los más altos. Somos de los países que más nos cuesta, que más consumimos energía para producir mil dólares. Eso se cambia cambiando la matriz de energía y siendo más eficientes y ahorrando en el consumo”, manifestó.

Al respecto indicó que ya se aprobaron  las normas técnicas que se elaboraron en coordinación con el  Mific, las cuales consisten en señalar las especificaciones técnicas energéticas que debe tener los electrodomésticos para que puedan ser traídos y usados en el país.

“Hay una comisión donde estamos nosotros, Mific, aduana, y debemos de reunirnos e implementar esto,  ponerlo en práctica dentro del Gobierno”, indicó.

Para ello dijo que se está preparando un documento con nuevas medias de ahorro de energía y que tras la aprobación de ese documento se planea ponerlo en práctica en el gobierno y luego en el resto de los sectores del país.

No obstante también señaló que desde el ministerio se va a continuar con las capacitaciones de la población,  la juventud, de la familia, para ahorrar energía eléctrica.

Como parte de este esfuerzo señaló que hasta el año pasado se desarrollo en conjunto con el Ministerio de Educación un proceso de formación que incluyó la capacitación de más de 450 mil estudiantes en 14 departamentos, involucró mas de mil centros de educación y más de 2 mil docentes.