Este fin de semana podrían estarse presentando lluvias ácidas en las proximidades del Volcán Telica, informaron autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) y el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred).

Producto de las últimas explosiones de gases que ha hecho el coloso, generando una fisura a lo interno del mismo, combinado con el tránsito de la Onda Tropical número 18, las lluvias ácidas podrían estar perjudicando a las poblaciones ubicadas a un radio de 500 metros de distancia de las faldas del volcán.

El doctor Guillermo González, Secretario Ejecutivo del Sinapred, informó que “la asociación de lluvias con emanaciones de gases” es altamente perjudicial para la salud de las personas; por lo que hay que tomar las medidas adecuadas, debido a que este fin de semana se esperan lluvias de ligeras a moderadas en las zonas de León y Chinandega.

El compañero Julio Álvarez, Director de Vulcanología del Ineter, detalló que los especialistas y técnicos de esta institución han estado realizando tomas de imágenes térmicas, donde se calculó que la temperatura del Telica ha aumentado a 500 grados centígrados.

“Dentro del cráter se puede observar una abertura nueva, donde se puede observar la incandescencia. Y lo que está ocurriendo, según los análisis, es que al abrirse este hoyo, ha ocasionado derrumbes en la parte interna y por la misma presión de gases se producen unos pulsos (explosiones pequeñas), porque son de baja energía”, precisó.

El experto refirió que estas explosiones y emanaciones de gases se seguirán presentando; además informó que la última expulsión de gases se produjo la mañana de este jueves 26 de septiembre a las 10:38, cuya columna de gases tuvo un alcance de hasta 60 metros de altura.

La compañera Angélica Muñoz, Directora de Geofísica y Sismología del Ineter, sostuvo que la vigilancia del volcán se mantiene; además de continuar el monitoreo con equipos GPS a orillas del mismo, los que podrán medir cualquier irregularidad o cambio que pudiera presentarse.

“Con los pronósticos de lluvia, la cantidad de agua que caiga en esa zona se incorpora a esta estructura volcánica, y vamos a observar muchos gases. Por lo que es importante que las comunidades que están cercanas, se protejan de la lluvia ácida que puede trasladarse (a las comunidades cercanas) de acuerdo a como se vaya moviendo el viento”, advirtió Muñoz.

Tanto el Ineter como el Sinapred permanecerán atentos este fin de semana vigilando la culminación del tránsito de la Onda Tropical número 18 y la dirección del viento en León y Chinandega. Los expertos recomendaron, tener el sumo cuidado de no exponerse ante estas lluvias ácidas, además de cuidar los alimentos y el agua ante la misma.