La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) expresó en una reunión de su Consejo Político solidaridad con Nicaragua, Venezuela y los países caribeños en sus denuncias y reclamos soberanos.

Respecto a Nicaragua, el bloque fundado en diciembre de 2004 manifestó su solidaridad ante las campañas mediáticas contra Managua, a raíz de diferendos de límites marítimos con naciones de la región que se dilucidan en la Corte Internacional de Justicia.

En el ámbito del 68 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, cancilleres y altos funcionarios del bloque integracionista coincidieron en exigir respeto al derecho internacional, a la inmunidad y a otras facilidades que deben garantizar la participación de los dignatarios en foros internacionales.

Esta postura se produce en un escenario marcado por la no asistencia del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al debate general de la Asamblea, lo que el canciller de ese país suramericano, Elías Jaua, atribuyó a elementos que fueron complicando su presencia en la sede de la ONU, ubicada en Nueva York, Estados Unidos.

La prohibición de sobrevuelo por autoridades norteamericanas al avión en el que Maduro viajó hace unos días a China, la complicación en la entrega de visas a funcionarios venezolanos y otros obstáculos y amenazas de Washington motivaron la decisión, precisó.

Por otra parte, el Consejo Político de la Alianza apoyó la intención de los países caribeños de reclamar a sus antiguas metrópolis indemnizaciones por la trata de esclavos y el genocidio de los nativos con su dañino impacto en el desarrollo de los pueblos del área.

Durante la XXXIV Cumbre de la Comunidad del Caribe, celebrada en Trinidad y Tobago en julio último, el mecanismo regional acordó el seguimiento a este tema de las reparaciones.

La reunión realizada por el ALBA da continuidad a la práctica de esa organización de celebrar encuentros en el marco de los foros multilaterales a los que sus miembros acuden.

En el Consejo Político de este jueves estuvieron, entre otros, los cancilleres de Cuba, Bruno Rodríguez, Ecuador, Ricardo Patiño, y Venezuela, Elías Jaua.

La Alianza está integrada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas y Venezuela, además de la reciente incorporación de Santa Lucía.