La resolución sobre Siria que se presentará pronto ante el Consejo de Seguridad está basada en los compromisos acordados en Ginebra y está acordada por Moscú y Washington, declaró el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

"Hemos acordado totalmente el proyecto que ahora, en estos momentos, se presentará en la sede de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) en La Haya. También hemos acordado el proyecto de resolución ruso-estadounidense que se presentará hoy ante el Consejo de Seguridad de la ONU", resaltó el diplomático ruso.

La resolución del Consejo de Seguridad sobre las armas químicas en Siria no va a contener el capítulo que permite el uso de la fuerza, aseguró Lavrov. "En caso de violaciones de los procedimientos de las armas químicas, el Consejo de Seguridad lo examinará de manera separada y estará listo para actuar bajo el Capítulo 7 de la Carta de la ONU (que permite el uso de la fuerza), pero las violaciones deben ser probadas al 100%", acentuó Lavrov.

Previamente el vicecanciller ruso, Guennadi Gatílov, declaró que la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria podría estar lista en unos dos días.

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Rusia, Reino Unido, China, Francia y EE.UU.) continúan trabajando en el proyecto de resolución para el plan de someter las armas químicas sirias al control internacional y para su posterior eliminación.