La Promotoría Solidaria de la Juventud Sandinista llevó una mañana de alegría a unos 15 niños que se encuentran en la sala de quemados del hospital Fernando Vélez Paiz, a fin de ayudarles a elevar su espíritu y que de esa manera responda mejor el organismo de estos menores para su proceso curativo.

Pilar de los Ángeles Pérez Lanuza de la Promotoría Solidaria explicó que el objetivo de la realización de una mañana de alegría con los niños que se encuentran en la sala de quemados del Hospital Fernando Vélez País es restituirles su derecho a alegrarse.

Destacó la jovencita que “ya que están en el hospital curándose de quemaduras, es necesario también llevarles alegría, lo que estamos haciendo de parte del comandante Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo”.

“Les hemos traído piñatas, juguetes, ula-ulas, un pequeño refrigerio y pinta caritas para que ellos se pudieran alegrar en el ambiente del hospital”, añadió la compañera Pérez.

Iniciativa es muy buena

Por su lado, Yamilet Pichardo, madre de uno de los niños internados, manifestó que la actividad llevada por los jóvenes sandinistas es “muy buena porque los menores se alegran y eso les ayuda a sanarse, porque con las quemaduras los niños se sientes desanimados y la alegría les hace sentirse mejor”.

Otra madre, Janete Bonilla manifestó que actividades como las que los miembros de la Promotoría Solidaria llegaron a hacer al hospital son magníficas porque afirmó que los jóvenes se acordaron de llevar alegría a los niños enfermos, lo que les ayuda a que su cuerpo responda mejora las quemadas.

Mientras tanto Noemí Robleto consideró la iniciativa como excelente “porque se distraen los niños, dado que no es tan fácil estar encerrados, enfermos, en una cama del hospital y esto está súper bonito, alegre, les levanta el espíritu”.