Mientras Álvaro Montealegre Rivas insiste nuevamente que no ha cometido ninguna estafa y que pagara cada céntimo que recibió, lo cierto es que las denuncias siguen apareciendo en su contra, en este caso el señor Alberto Eva Hernández que aseguró haber entregado al mencionado y a Hugo Paguaga la cantidad de 800 mil dólares.

En esta ocasión Roberto Bendaña no fue mencionado en las acusaciones, tal y como si lo hicieron las otras personas que han aparecido en los pasados días, denunciando que la empresa fantasma creada en Panamá Investments and Financial Services, INC, les estafó y ahora no quieren pagarle el dinero.

Don Alberto Eva Hernández interpuso la denuncia acompañado de su abogado, el juez Eduardo Boza, quien manifestó que su cliente depositó los 800 mil dólares en cuatro certificados de inversión girados entre el 2010 y 2011.

Boza presentó los certificados que están firmados por Montealegre y Paguaga, los que crearon junto a Bendaña una empresa fantasma en Panamá, pero que no estaba autorizada a captar dinero en Nicaragua, tal y como lo hicieron, según las investigaciones hechas por el Ministerio Público.

Montealegre antes de declarar ante el Ministerio Público, dio declaraciones y aseguró que tiene los documentos que demuestran que el dinero de sus clientes se ha invertido y que en las próximas semanas cada uno recibirá lo que le pertenece y también los intereses.

“Posiblemente la próxima semana se estará dando una respuesta especifica a todos los inversionistas, en conjunto con la ayuda de cierta gente que está cooperando. Yo vengo aquí a cooperar, he estado trabajando arduamente para encontrar las soluciones para que recuperen sus rendimientos y recuperen sus inversiones”, dijo Montealegre, quien además negó que parte de ese dinero haya parado en las arcas del PLI, grupo que maneja a su antojo su hermano Eduardo.

Bendaña se envalentona

Y mientras Montealegre se le acumulan más denuncias, su cuñado Roberto Bendaña manifestó estar dispuesto a demandar a todas aquellas personas que sabiendo de su supuesta inocencia, insisten en involucrarlo en delitos que no ha cometido.

Bendaña aseguró que existe interés en perjudicarlo, porque según él, ha demostrado con documentos que desde el 2009 no tiene ningún vinculo con la empresa panameña, ni con otra que vincule a su cuñado Álvaro.

El acusado que llegó fuertemente custodiado por agentes de la Dirección de Auxilio Judicial, manifestó reservarse el derecho de contrademandar a quienes lo señalan delitos “inexistentes”.

Investigar al PLI

El diputado liberal Wilfredo Navarro nuevamente aseguró que desde hace varios años viene pidiendo a la fiscalía que hagan una investigación sobre los recursos que recibió el PLI, en los últimas campañas electorales.

“Está claro que con recursos del hermano de Eduardo Montealegre, es que se han estado usando para financiar en sus campañas electorales y en los gastos fijos que tienen ellos, definitivamente si este señor (Álvaro Montealegre Rivas) ha sido donante, ha sido una persona que coopera con el PLI económicamente, habría que ver si ese dinero fue reflejado en la campaña y ver si ese dinero no es parte del dinero que le estafaron a las monjitas y que se está usando con criterios políticos para mantener el personal pagado que tiene en el PLI el señor Eduardo Montealegre”, mencionó Navarro.

Montealegre, Bendaña y Paguaga, cumplen casa por cárcel acusados de estafa agravada, tras haber recibido unos 5 millones de dólares de más de 30 familias nicaragüenses que depositaron fondos a sus empresas.