En la casa de doña Alicia Castellanos, ubicada en el barrio Santa Rosa del Distrito IV, y cuya construcción data de 1960, la Alcaldía de Managua hizo el lanzamiento oficial del concurso la Casa más Emblemática e Histórica de Managua, a través del cual se pretende premiar y fortalecer aquellas viviendas más antiguas y mejor preservadas de la capital.

Doña Alicia cuenta que su casa sirvió de punto de reunión para los grupos guerrilleros que participaron en la insurrección popular y que ella muy gustosamente colaboraba preparándoles comidas a los muchachos y muchachas que estaban en la lucha por conseguir una Nicaragua libre.

“Aquí en este periplo por Managua, recorriendo los distintos distritos, nos hemos encontrados con casas más antiguas y una de las casas que tiene más años de haber sido construida en el barrio Santa Rosa es la casa de doña Alicia que tiene 60 años de vivir aquí, llegó y construyó aquí en 1963 y es una de las casas más antiguas y mejor cuidadas que hay en esta zona”, expresó el Vicealcalde de Managua, Enrique Armas Rosales.

Armas explicó que al concurso de la Casa más Emblemática e Histórica de Managua se han inscrito casas de los barrios Los Ángeles, Campo Bruce, Carlos Reyna, Los Pescadores, Costa Rica, Larreynaga, la Cruz, San Sebastián, Acahualinca, Santa Ana, Monseñor Lezcano, San Judas, carretera Vieja a León, Sabana Grande, Jocote Dulce, Santa Rosa, Ariel Darce, la Fuente y Reparto Schick, donde hay casas antiguas y mejor preservadas.

Según el Vicealcalde, se tienen registros de casas como la de la familia Rodríguez en la zona de Jocote Dulce que fue construida en 1912 por el primer doctor que realizó una cirugía de apendicitis en el país, así como una en Sabana Grande que fue edificada en 1948 y que aún conserva una bocina que su propietario utilizaba para poner música e informar a sus vecinos.

Armas señaló que el concurso se prolongará por el mes de octubre y que durante ese periodo se realizará recorrido por los barrios y distritos de Managua a fin de seleccionar a los finalistas y posteriormente a los ganadores del mismo, los que recibirían materiales de construcción y dinero en efectivo como premio.

Añadió que en el recorrido visitarán las casas que más antiguas de cada barrio a fin de lograr las inscripción de las mismas al concurso, sin esperar que los propietarios acudan a las oficinas de la comuna para realizar la respectiva inscripción.