Nicaragua se encuentra en el tercer lugar como exportador de aceite de maní a nivel mundial, después de Argentina y Brasil, no obstante ser un país pequeño en comparación con las naciones que la anteceden.

El principal destino de ese rubro es Holanda, país al que exportó un valor total de 19.4 millones de dólares en el año 2012.

El segundo destino de las exportaciones nicaragüenses del rubro es el mercado de Francia, hacia donde se exportó un valor de 7 millones de dólares, seguido de Estados Unidos, con 5.4 millones de dólares, lo que demuestra lo competitivo que puede llegar a ser el país en el mercado internacional.

En cuanto a la producción de maní sin procesar, de acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés), en el año 2011, casi 60 por ciento de la producción mundial de maní fue producido por dos países asiáticos: China e India. Nicaragua, por su parte, se sitúa en segundo lugar como productor de maní a nivel latinoamericano, después de Argentina.

En Centroamérica, Nicaragua no tiene competencia fuerte, ya que es el único en la región que presenta las condiciones ambientales óptimas para el cultivo de maní.

En Nicaragua existen tres regiones productoras de maní, concentrándose la mayor parte en la Región II (León y Chinandega).

Los productores de dicha región son considerados medianos y grandes. La tecnología aplicada es tecnificada, haciendo uso de maquinaria para el secado y riego, y utilizando semilla mejorada y certificada de la variedad florunner, georgiarunner, georgia green, así como aplicaciones de insumos químicos (fertilizantes, herbicidas, insecticidas y fungicidas).