Más familias capitalinas dormirán bajo un techo digno y seguro gracias al Programa Plan Techo que el Gobierno Sandinista continúa entregando en el país con el propósito de garantizar mejor calidad de vida a la familia nicaragüense.

Durante la 5ta entrega del Plan Techo que la alcaldía de Managua realizó a 400 nuevas familias protagonistas del Distrito III, la secretaria del Consejo Municipal, Reyna Rueda, reiteró a las familias el acompañamiento del gobierno a través de las rutas de restitución de derechos que buscan mejorar la calidad de vida para todos los nicaragüenses.

Rueda confirmó que en ese distrito se han entregado 2 mil 400 planes techos, de los más de 14 mil 400 que han sido distribuidos en toda la capital.

“Nosotros vamos a seguir acompañando esta ruta de restitución de derechos para todas las familias, sobre todo para mejorar sus condiciones de vida”, aseguró Rueda.

“Familias que vive en condiciones precarias como las hemos encontrado nosotros durante todos estos años, que no tenían un techo digno, ahora están muy contentas y tienen esa confianza de que este gobierno va mejorando condiciones en salud, educación y otros ámbitos”, señaló Rueda.

Asimismo detalló que para este año la meta de entrega de planes techos sobrepasa las 50 mil familias.

Las madres y padres de familia que recibieron el plan techo, agradecieron a las autoridades de gobierno por el respaldo que continuamente están dando a la familia nicaragüense.

Yolanda García, dijo sentirse bien al momento de recibir sus lamias de zinc en compañía de uno de su hijo.

“Nunca nadie nos había entregado tanta ayuda. Con este zinc vamos a reparar la cocina y la área del comedor, ahí es donde se me mete el agua del patio”, comentó alegremente García.

Don Ricardo Medrano, de 81 años, expresó su gratitud al gobierno y dijo que con el Plan Techo va a reparar el techo de su casa que ya está muy deteriorado. “El techo se me está cayendo, está muy malo, me mojo en la lluvia. Ahora voy a componerlo, para dormir más seguro”, explicó.

Finalmente doña Guillermina Caballero, dijo sentirse contenta al ver todo el esfuerzo que hace el gobierno para mejorar la calidad de vida de las familia.

“En mi casa viera como se me pasa la lluvia y nosotros pasamos poniendo plásticos arriba de la casa para evitar mojarnos, eso es difícil, es duro. Ahora gloria a Dios, que nos ha llegado esta ayuda es una bendición, con esto vamos a vivir más seguros, no nos vamos a mojar”, aseguró doña Guillermina.