La Unión Europea (UE) y el Banco Mundial (BM) firmaron un convenio de cooperación con el Gobierno de Nicaragua para apoyar el fortalecimiento del sector educativo.

En la firma del convenio para el PROSEN (Programa de Apoyo al Sector Educación en Nicaragua) estuvieron presentes el Director para Centroamérica del Banco Mundial, Felipe Jaramillo; Jefe de la Delegación de la Unión Europea en Nicaragua, Javier Sandomingo; la ministra de Educación, Miriam Raudez; y el Ministro de Hacienda, Iván Acosta.

El monto total aportado por los organismos donantes al Plan Estratégico de Educación, sobrepasa los 63 millones de euros y convertirá en protagonistas a 551 mil estudiantes en el país.

Entre los objetivos del programa está incrementar el número de personas escolarizadas en secundaria, promover que los estudiantes concluyan el noveno grado y mejoren su desempeño en las materias de matemáticas, lengua y literatura.

Con la implementación del programa, la UE, el BM y el Ministerio de Educación (Mined) también se proponen aportar a la titulación de docentes de educación secundaria, mejorar el acceso a textos educativos adaptados al nuevo currículo escolar y fortalecer las capacidades de gestión en las delegaciones departamentales y municipales del Mined.

Además entre los resultados del programa, cuya duración es de 5 años, se prevé un incremento en la cobertura y retención estudiantil; además de la reducción en la repetición escolar y de los bajos índices académicos.

El Director para Centroamérica del Banco Mundial, Felipe Jaramillo, destacó que la educación es un tema crítico para el progreso de las generaciones futuras, para la equidad y para abrir las puertas a oportunidades del futuro.

Señaló que el acuerdo es parte importante de una cartera grande en educación que apoyan el plan estratégico de educación 2011 – 2015.

Jaramillo destacó que este programa significa un gran aumento en los recursos de cooperación para la educación en el país, que se traduce una evolución muy importante entre los mecanismos de cooperación de los donantes.

El representante del Banco Mundial, señaló que las coordinaciones entre el gobierno y los donantes van a generar una base importante de alineamientos de esfuerzos entre donantes y con el gobierno para fortalecer todo el sistema de educación.

Javier Sandomingo, Jefe de la delegación de la UE, señaló que la educación lleva años siendo la primera prioridad de la UE en su vieja cooperación con Nicaragua.

Indicó que la cooperación de la Unión Europea para el Prosen, es el más importante de la UE porque busca objetivos que son indispensables para enfrentar los retos de contribuir a la reducción de los niveles de pobreza de manera significativa.

Sandomingo recordó que el Prosen no es la única manifestación del compromiso de la UE con la educación básica en Nicaragua, pues se desarrollan otros proyectos que buscan elevar los índices y tasas de escolarización de niños y niñas en Nicaragua.

Señaló que la UE está trabajando para concretar con el gobierno de Nicaragua, un programa para la implementación de la estrategia de Nicaragua sobre educación técnica y formación profesional.

También dijo que la UE seguirá apoyando en Nicaragua el acceso a una educación de calidad y seguirá apoyando la formación profesional orientada a la inserción laboral.

“Estamos en estas últimas semanas acabando de perfilar con el gobierno de Nicaragua la nueva programación de la cooperación para el periodo 2014-2020, uno de los tres sectores focales que hemos elegido y acordado con nuestros socios nicaragüenses es precisamente la educación y en particular la educación orientada al empleo”, explicó Sandomingo.

Por su parte la Ministra de Educación, Miriam Raudez, resaltó que en el convenio firmado la UE esta patentizando su compromiso y voluntad de continuar colaborando con la niñez y juventud nicaragüense.

De igual manera reconoció el apoyo del Banco Mundial, que es otro de los socios importantes para el sector educativo.

Además ratificó el compromiso del Mined para continuar trabajando conjuntamente con la cooperación, ejecutando con transparencia, eficiencia y eficacia los programas que se desarrollan en la búsqueda de mejorar la calidad de la educación.