Con el rezo del rosario como preparación espiritual a la Santa Misa que oficiara el Obispo de la Diócesis de León Monseñor César Bosco Vivas Róbelo, la feligresía católica de León, fieles devotos de la Virgen de Merced, dieron por iniciado el peregrinar de su patrona en estas festividades que llevan más de un siglo de tradición.

Cantos como ¡Salve, salve patrona gloriosa!, ¡Salve Azucena!, entre otras, fueron algunas de las dedicadas a la Virgen de Merced durante la eucaristía, festividad a la que concurren no solo los leoneses, sino todos aquellos fieles creyentes de la imagen de la Merced que se desbordan desde sus ciudades y otros países de la región.

“Virgen de Mercedes, Virgen de la Merced, no es otra cosa sino una Virgen misericordiosa, Virgen que está tan llena del amor de Dios. Que es misericordia, que derrama sobre todos aquellos que se le acercan y que claman ante Ella con devoción”, expresó el Obispo de León durante la homilía.

Monseñor Vivas hizo un llamado a conservar la pureza de las fiestas en honor a la Virgen de Merced, que estas no sean ultrajadas y que al contrario se pueda dar testimonio de cómo la Virgen llena de amor el corazón de sus devotos.

El sonido de la sirena de la Alcaldía de León en punto de las 12 del mediodía, canto de las mañanitas en las voces del coro y de la feligresía, la ovación con aplausos en la puerta de su sitio de resguardo, anunciaban la salida de la imagen de la Virgen de la Merced para su recorrido por más de 30 cuadras de la ciudad.

En esta celebración no podía faltar el corrido de ¡Viva León, Jodido! a su salida del santuario y el fiel acompañamiento de las bandas musicales de los principales centros educativos católicos y del Cuerpo de Bomberos de León.

Devoción y tradición en procesión de Virgen de Mercedes

Unos acuden para pagar las promesas hechas la imagen en pago de los favores recibidos y otros acuden para seguir cumpliendo con la tradición de 101 años que ha acompañado a los leoneses.

“Es una Virgen milagrosa que nos ha hecho muchos favores, yo vengo desde Mateare para visitarla y pedir su bendición”, dijo Julia Calero.

“Esta es una tradición que nosotros como leoneses tratamos de mantener y esperamos seguir cumpliéndole a la Virgen de Mercedes no solo para agradecerle por habernos sanado heridas o de enfermedades, sino por esa devoción que debemos tenerle como patroncita de León”, manifestó Orlando López Salinas, habitante del barrio indígena de Sutiava.

Eduardo López afirmó que su devoción por la Virgen de Merced lo lleva a honrarla durante todo el mes de septiembre y no solo el propio día 24, acudiendo a las misas que se realizan todas las mañanas, pero también acompañándola en parte del recorrido que realiza por la ciudad.

“Yo tuve un problemita que me operaron de un seno, me lo quitaron y desde entonces yo le pedí a la Virgen que me saliera con bien, que no me saliera canceroso y gracias a Ella y al Señor y a lo médicos que estaban al pie mío, todo salió bien y ya llevo 12 años y me siento con mucha vida y energía, gracias a la Virgen de Merced”, dijo Juana Reyes Montoya.

Nidia Quintana cuenta que desde pequeña sus padres la llevaban a la misa de las 5 de la mañana que se realiza todos los días del mes en honor a la Virgen de Merced y desde ese tiempo desarrollo una gran fe en la imagen y es a ella a quien le confía su vida en la salud y la enfermedad.

Virgen de Mercedes tiene sus raíces en León Viejo

Aunque solamente tiene 101 años de patronazgo en la ciudad de León, la Virgen de Merced tiene su origen en la vieja ciudad colonial de León, fundada a orillas del Lago Xolotlán, adonde fue llevada por los padres Mercedarios y posteriormente, junto al Santísimo Sacramento, acompañaron al pueblo leonés en su nuevo asentamiento junto al pueblo indígena de Sutiava.

“Este día de la Virgen de Mercedes es para León un día sumamente especial, porque celebramos a la Patrona de Nuestra ciudad que es la Virgen de Mercedes, es necesario saber que la Virgen de Mercedes tiene culto de los leoneses desde que se fundó León Viejo, uno de los primeros conventos y templos que se construyeron en aquella región, hoy patrimonio de la humanidad, fue precisamente el templo y convento de la Virgen de Mercedes”, declaró el Obispo Vivas.

“De tal manera que los leoneses hemos sentido la compañía de la Virgen de Mercedes desde que comenzamos a existir podríamos decir como León, por eso el amor de los leoneses se va transmitiendo de generación en generación y conforme va pasando el tiempo da la impresión, y yo creo que esa es la acción del Espíritu Santo, que este amor se va haciendo cada vez más grande porque realmente emociona ver no solo la cantidad de persona la que acuden durante todo este mes de septiembre al santuario diocesano de Nuestra Señora de la Merced, sino también a las multitudes que acompañan la imagen hoy”, puntualizó Monseñor Bosco Vivas.