Las quejas sobre el uso de las tarjetas del transporte colectivo por parte de usuarios del mismo continuaron este martes, mientras también siguen los reclamos de que la empresa emisora del plástico abra más puestos de distribución y recarga, así como amplíe el personal para la atención a los pobladores.

Una visita de los Medios del Poder de la Familia y la Comunidad al sitio donde se encuentra la oficina de la empresa MPESO, en el sector del Zumen, mostró por la mañana que había muchas personas a lo largo de más de dos cuadras que hacían fila para poder obtener la tarjeta de pago para el transporte colectivo urbano de Managua.

Sobre el caso, Mario Torres, un usuario del transporte dijo que desde las cinco de la mañana estaba esperando para adquirir la tarjeta en el puesto de MPESO en el Zumen y añadió que la espera para obtener el documento era muy larga, pero aspiró a que el servicio al final sea eficiente.

Entre tanto, Ivania Bermúdez manifestó que “la empresa debería haber creado más puestos de venta de la tarjeta porque en la fila hay demasiadas personas, más de dos cuadras y la empresa MPESO no pensó en poner más sitios de distribución en varios lugares para que no hubiera tanta aglomeración de gentes”.

Aseguró que incluso en la fila de la recarga había mucha gente esperando y solo había una persona atendiéndolos, lo que estaba causando retraso a las personas en sus trabajos.

Poco personal de atención y pocos puestos

En la misma tónica, Javier Reyes expresó “desde las cinco de la mañana estoy haciendo fila, pero creo que al final todo va a funcionar bien y que los problemas que se están presentando van a solucionarse con el tiempo”.

Mientras tanto Javier Ramírez dijo que la primera vez que le metió una recarga de 20 córdobas a su tarjeta, no le apareció, aunque admitió que no hizo saber su problema a la empresa.

Añadió Ramírez que hizo fila unos 40 minutos, tiempo de retraso para ir al trabajo, por lo que demandó que la empresa MPESO ponga más puestos de recarga para agilizar la atención a los clientes.

Esperan que calidad del servicio mejore

En tanto Jésica Valeria Luque se quejó de que “desde las cinco de la mañana vine a adquirir la tarjeta de transporte y ya habían grandes filas; si se va a quedar este método de transporte, es necesario que mejoren la calidad, que las tarjetas marquen bien y no haya más problemas”.

Por su parte Yara Valezka Pérez Romero, edecán de MPESO, explicó que grupos de empleados de la empresa estaban distribuidos en las paradas aclarándoles las inquietudes a las personas, enseñándoles a usar las tarjetas y cómo tienen que hacer cuando sean usuarios con alguna discapacidad.

Añadió que si tienen problemas hay un número de Call Center al que tienen que llamar reportando si han tenido problemas al ingresar la recarga o si les están cobrando demás de lo que tienen que pagar.