El titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano, aseguró la nueva Ley de los Derechos de los Consumidores es bien clara al prohibir la propina obligatoria en los restaurantes o comercios que prestan este tipo de servicios.

En este sentido Solórzano descarta la posibilidad de una reforma, ya que dicha ley está en un proceso de reglamentación luego de ser aprobada por la Asamblea Nacional.

“Yo creo que ya lo que dice la ley es difícil que cambie", aseguró. Solórzano indicó que cuando "un servicio es bueno, merece su recompensa”, pero esta debe ser voluntaria.

El ministro indicó que la ley entrará en vigencia en octubre, de allí que a partir de esta fecha se empezarán a implementar los mecanismos para hacerla cumplir.