Este 24 y 25 de septiembre se está desarrollando en Managua el Seminario Internacional “Facilitando la efectiva integración de los países de América Latina y El Caribe a la Economía Global a través de programas de ayuda para el Comercio”, el cual es organizado por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina (CEPAL).

El encuentro busca fortalecer las capacidades de la región para maximizar los beneficios de la ayuda para el comercio, promover el comercio interregional y lograr una mayor inserción comercial.

En este participan representantes Argentina, Brasil, Ecuador, Chile, Costa Rica, Panamá, México, Guatemala, El Salvador, Jamaica, Uruguay y Nicaragua, como país anfitrión.

De acuerdo a José Durán, oficial de Asuntos Económicos de la CEPAL, el auge exportador ha contribuido al aumento del PIB y los ingresos en los países de la región, lo cual unidos a programas focalizados ha incidido también en la disminución de la pobreza.

“Sin embargo, las crecientes ventas externas se han limitado a un pequeño número de empresas exportadoras de productos primarios, concentrando así la producción y el ingreso”, advirtió Durán.

En este sentido, destacó la baja participación de las PYMES en este auge exportador.

“Las oportunidades que ofrece el comercio internacional no se han aprovechado debido al problema de oferta. Es conocido que aún persisten estructuras productivas heterogéneas que no favorecen el aumento de la productividad y con ello de un crecimiento económico”, aseguró.

El titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio de Nicaragua, Orlando Solórzano, expresó la importancia del apoyo al desarrollo en materia de infraestructura, en el proceso de transformación de los productos agropecuarios y en el apoyo a las PYMES.

“Aquí lo que se está haciendo es ver de qué manera se puede aprovechar mejor está cooperación para facilitar y fortalecer el comercio y fortalecer también la posición competitiva de nuestros países en desarrollo en el comercio internacional”, explicó.

Solórzano sostuvo que la mejor manera de aprovechar esta cooperación es fortaleciendo los procesos de integración de América Latina y el Caribe. Al respecto destacó mecanismos de integración ya asentados como el ALBA, la ALADI y el Mercosur.