El Movimiento de Empresarios, Profesionales y Técnicos Sandinistas donó 200 pupitres para las escuelas del distrito V de Managua, a fin de que los estudiantes puedan recibir sus clases cómodamente sentados, destacó Patricia Gutiérrez, coordinadora distrital de la organización.

La compañera Gutiérrez manifestó que el Movimiento de Empresarios, Profesionales y Técnicos, por orientación del comandante Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, están apoyando el esfuerzo por restituir todos los derechos de los ciudadanos nicaragüenses, especialmente de los niños.

Destacó que en ese sentido entregaron en la escuela República de Colombia un total de 200 pupitres a los colegios del distrito cinco y añadió que aún les falta por entregar 300 pupitres más en ese sector.

Aseguró la compañera Gutiérrez que ya han sido entregados 11 mil pupitres en todos los distritos de Managua, al tiempo que dijo que hace dos meses restauraron el Hospital Psiquiátrico para beneficio de los enfermos de ese centro, de los cuales solo el gobierno del presidente Daniel Ortega se ha acordado.

Por su parte la delegada del Ministerio de Educación en el distrito cinco, Francis Hamond, afirmó que en el distrito están contentos con el apoyo otorgado por el Movimiento de Empresarios Sandinistas en la reparación de pupitres que solo estaban en él para restituir a los niños el derecho de estudiar cómodamente sentados.

Pupitres estaban haciendo falta

Entre tanto Francisco Pérez, como representante de los gabinetes de la familia dijo que agradecía el gesto de los empresarios sandinistas hacia las escuelas del distrito cinco y llamó a los estudiantes a cuidar los pupitres.

Mientras tanto la directora del colegio República de Colombia, Teresa Núñez, explicó que el apoyo con los pupitres ya les hacía falta aun cuando el Ministerio de Educación les había proporcionado unos 150 pupitres.

Por su lado Brenda Roxana Acevedo, una estudiante de la escuela dijo sentirse alegre por la llegada de nuevos pupitres porque así no tendrán que ir cargando sus propios pupitres desde sus casas y agregó que ahora podrán estudiar más cómodos.

Erving Hernández, otro estudiante de la escuela República de Colombia, expresó que la donación de pupitres les ayuda bastante porque “no vamos a andar acarreando las sillas, ni dejándolas.