Los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida del barrio Acahualinca, junto con la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, la Policía y la Cruz Roja, realizaron este lunes un ejercicio de terremoto, poniendo en acción al Comité de Barrio de Prevención y Mitigación, así como a las Brigadas Locales de Respuesta para rescatar a víctimas de un supuesto sismo ocurrido en Managua.

El teniente coronel Mario Rivas, de la Defensa Civil, destacó que el ejercicio se hizo en Acahualinca, distrito dos, bajo la hipótesis de un terremoto en Managua, ante lo cual se incluyó a todas las estructuras de barrios, tanto el comité como la brigada local de respuesta que accionaron en tareas de rescate y salvamento.

El compañero Rivas explicó que el simulacro en Acahualinca en el segundo que se realiza en el distrito dos y aseguró que son 16 barrios en donde se va a realizar este tipo de ejercicio.

Destacó el teniente coronel que la Defensa Civil de Ejército de Nicaragua ha venido haciendo un proceso de capacitación en todos los 16 barrios del distrito dos en que se harán simulacros para conocer cuáles son las habilidades, las destrezas que los miembros de las organizaciones barriales han logrado obtener con todo el proceso de capacitación que ha sido impartido por la defensa civil.

Fortaleciendo capacidades

Por su lado Maykelin Gómez, de la Cruz Roja Nicaragüense, destacó que en el simulacro se está ejecutando el proyecto de fortalecimiento de capacidades de respuesta multi amenazas, con énfasis en sismos. Añadió la compañera Gómez que en el distrito II de Managua se está trabajando en 16 barrios y 20 escuelas.

Destacó que la idea es fortalecer las capacidades de respuesta de la población ante un sismo, inundaciones y deslizamiento en los 16 barrios, lo que ha sido financiado por la dirección humanitaria y defensa civil de la Unión Europea, de la Cruz Roja Española y la Cruz Roja Nicaragüense.

Por su lado Yensi Walkiria Hernández consideró que como educadora comunitaria trabaja con niños y de esa manera ayuda enseñándoles sobre la importancia de estar preparados ante un desastre natural.

Entre tanto Irma Blandón, también vecina de Acahualinca expresó que es bueno realizar ejercicios ante un eventual sismo para que no agarre movida a la comunidad y así estar listos para saber cómo conducirse ayudando a rescatar y salvar personas afectadas.