Raúl Obregón Morales, representante de la firma, explicó que la encuesta fue realizada a 1,600 personas de zonas urbanas y rurales en todo el país, y que el principal tema de estudio de la misma fue el grado de credibilidad del proceso electoral desarrollado en Nicaragua el 6 de noviembre del 2011, cuyo resultado otorgó la victoria al Frente Sandinista con el 62% de los votos.

Obregón señaló que el índice de credibilidad de la población nicaragüense se mantiene entre 62 y 63%, un segmento de personas que considera que el comandante Daniel Ortega ganó las elecciones y que los resultados que se dieron fueron los correctos.

“Esos resultados más o menos o tienden a ser similares a lo que fue el resultado electoral y significativamente tienen similitud con el resultado que obtuvimos en diciembre del año 2011, un mes después de las elecciones”, añadió Obregón Morales.

En lo que se refieren a la aprobación de la gestión del Gobierno del Frente Sandinista, dos tercios de la población, aproximadamente 64% considera que el Gobierno va por el rumbo correcto, que lleva el país por el rumbo correcto y que además de eso es un gobierno que lleva al país hacia la unidad.

“Estas son percepciones de la población en general, es lo que ellos perciben, lo que ellos siente, lo que ellos consideran que el Gobierno está trabajando bien, principalmente lo que está incidiendo en esa percepción son los programas sociales que está ejecutando el actual gobierno y que continua ejecutando, yo le agrego que además de los programas es la actitud que tienen los miembros y la organización de ese partido en las comunidades, en los barrios que pareciera, por lo que nos dicen las personas, que esta gente está trabajando muy de cerca con la población, que están pendientes de los problemas, las circunstancias y las necesidades que ellos tienen”, puntualizó Obregón.

Indicó que los resultados de la encuesta denotan que los nicaragüenses quieren estabilidad y paz en el país, y ya que las elecciones han pasado desean dedicarse a trabajar, buscar estabilidad y desarrollo.

“Dos tercios de la población están viendo a un Daniel Ortega democrático apegado a las leyes y que está trabajando, construyendo la democracia en Nicaragua”, señaló.

Comentó que muy a pesar de la aprobación mayoritaria de la gente de los resultados electorales de noviembre del 2011, siete de cada diez personas encuestadas consideran que es necesario y conveniente hacer cambios en el Consejo Supremo Electoral, ya sea el cambio total o parcial de los magistrados.