Efectivos de las fuerzas militares kenianas tomaron control del centro comercial Westgate de Nairobi (capital), luego de que fuera sacudido por tres fuertes explosiones registradas a las 13H20 hora local (10H20 GMT). El recinto fue asaltado el pasado sábado por miembros de la milicia radical islámica somalí Al Shabab, acción que según cifras oficiales ha dejado hasta el momento unos 69 muertos y 175 heridos.

La información fue dada a conocer por el ministro keniano del Interior, Jospeh Ole Lenku, a través de su cuenta oficial en la red social twitter, donde escribió "controlamos el Westgate".

El vocero del gobierno keniata, Manoah Esipisu, había comunicado horas antes a representantes de los medios de comunicación, que fueron liberados la mayoría de los rehenes retenidos en el Westgate de Nairobi.

"Pienso que todos los rehenes fueron evacuados, pero no queremos tener ningún riesgo", explicó Esipisu, quien detalló que "nuestras fuerzas especiales están dentro del edificio, y verifican todas las piezas (...) Por ahora, no encontramos resistencia", añadió, y dijo que el asedio "terminará pronto".

A pesar de que el gobierno de Kenia asegura que tiene el control total del centro comercial, la estricta vigilancia continúa en las zonas vecinas al lugar.

Por su parte, el Centro Nacional de Desastres de Kenia anunció en su cuenta de Twitter (@NDOCKenya) que se encuentra preparando una rueda de prensa, sin embargo no dio detalles de la hora.

"Habrá una conferencia de prensa oficial. La hora será confirmada. Debido a las altas horas, esto puede tomar un tiempo", dice el tuit del organismo.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, manifestó el sábado al mandatario keniano, Uhuru Kenyatta, su solidaridad y afirmó que sigue con atención y alarma los acontecimientos ocurridos en ese país.

Según reseñó la agencia de noticias, el máximo representante de las Naciones Unidas “está siendo regularmente informado por asesores sobre el ataque, que todo apunta ha sido obra de un grupo de terroristas”.

Asimismo, el Gobierno venezolano, presidido por Nicolás Maduro, emitió un comunicado oficial este lunes en el que condenó las acciones terroristas y ofreció solidaridad al país, sumandose así a las muestras de apoyo envíadas por otros países como México, Uruguay, e Irán

En Kenia se han registrado al menos una veintena de ataques desde que el Ejército local iniciara, el 15 de octubre de 2011, una ofensiva en Somalia contra la milicia fundamentalista islámica Al Shabab, que ha amenazado en varias ocasiones con perpetrar ataques en Nairobi como represalia.