El Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) de Nicaragua, desmintió hoy que se haya registrado la muerte masiva de tortugas en playas nicaraguenses del Océano Pacífico, como lo señalaron algunos medios de comunicación.

Informó que el pasado fin de semana se llevó a cabo una inspección conjunta con el Instituto Nicaragüense de la Pesca (Inpesca) y la Fuerza Naval, para verificar la supuesta muerte de tortugas en las costas nicaraguenses del Pacífico, sin encontrar vestigios.

El Ministerio precisó que se realizó un recorrido 15 millas mar adentro en aguas del Pacífico, desde las costas del municipio de Tola y hasta la bahía de San Juan del Sur, en el departamento de Rivas (suroeste).

Señaló, en un comunicado divulgado este lunes, que producto de los trasmallos (redes) de pesca en el océano Pacífico, a la fecha se ha reportado la muerte de seis tortugas, pero no hay evidencia de una muerte masiva del quelonio, como lo difundieron la semana pasada algunos medios.

El Marena reconoció que pescadores de los balnearios de Casares y la Boquita en aguas de San Juan del Sur, en el océano Pacífico, no están de acuerdo con la llegada de tortugas a sus costas, y algunos "usan" artes de pesca no permitidos para alejarlas de las playas.

Refirió que las mareas altas han destruido en los últimos cinco días diversos nidos de tortugas en el refugio Silvestre La Flor, 111 kilómetros al sur de Managua.