El sonar de las marimbas se escuchó por todos los rincones de Masaya, que celebró un vistoso desfile hípico, con la participación de unos mil montados que llegaron de todo el país a rendir tributo a San Jerónimo.

A partir de las tres de la tarde los espectaculares corceles negros, blancos, grises y café, partieron juntos con sus engalanados [email protected] desde el sector de La Barranca, para recorrer más de 10 kilómetros, incluyendo el Parque Central que estaba abarrotado de gente.

Este desfile hípico fue dedicada al diputado sandinista José Figueroa, un aficionado al hipismo, quien llegó acompañado de sus hermanos, de sus hijos, esposa y amigos hípicos del departamento de Chontales.

Durante todo el trayecto del hípico era notoria a las familias en las aceras de sus viviendas, degustando comidas y bebidas de las más diversas, mientras los marimberos sonaban lo mejor del folclor nacional y particularmente de este bello municipio, cuna de la música popular.

Además de los montados, los equinos, la comida y la música de marimba, diversas empresas comerciales presentaron carrozas alegóricas, lo que fue un atractivo particular de la jornada que concluyó a eso de las siete de la noche.

“Realmente en este hípico nosotros somos uno más, lo importante es que este hípico es dedicado a Tata Chombo, para nosotros es un orgullo acompañar a esto miles de hípicos que han llegado de toda Nicaragua a rendirle homenaje a San Jerónimo”, dijo el compañero José Figueroa que participó junto a un hermoso corcel de raza ibérica.

El compañero Danilo Mora Luna, Director del Mercado de Artesanías de Masaya, aseguró que la diferencia entre el hípico de Masaya y el de otros municipios, es que en cada hogar la música de folclor se hace presente junto al chancho con yuca, el vigorón y el caballo bayo.

“Masaya es la capital del folclor y por ende tenés marimba, tenés alegría, gigantonas, Masaya es una ciudad cosmopolita, hay ideas de todos los departamentos, hay presencia en el ámbito cultural”, Mora Luna.

Disfrutando de estas festividades hípicas encontramos al ciudadano Ricardo Caldera que reside en Miami, pero cada año retorna a su tierra para disfrutar con su familia y sus pueblos las fiestas en honor a San Jerónimo.

“Mis vacaciones las vengo a pasar aquí con toda mi familia. Me gusta disfrutar con nuestro pueblo, escuchar las marimbas, comer el sabroso vigorón, es una bendición venir todos los años a mi patria”, citó Caldera.

“La hípica de Masaya es una tradición de antaño, estamos contentos con la alta participación de caballistas, lo que nos obligó a cambiar el recorrido porque el Malecón de Masaya ya no prestaba las condiciones y todo nos salió bien”, indicó el señor Jairo Delgadillo, presidente del Club Hípico de Masaya.

La Novia del Club Hípico de Masaya María Fernanda Paramo, invitó a los nicaragüenses a visitar su municipio y participar de cada una de las festividades en honor a San Jerónimo, el doctor que cura sin medicina, pues son 3 meses de folclor.

“Los invito que vengan a Masaya, la van a pasar muy bien en las diversas festividades, son tres meses que pasamos rindiendo honores a Tata Chombo”, dijo María Fernanda Paramo.

La fiesta hípica en Masaya inició en La Barranca, pasó por la Iglesia San Juan, Parque Central, las oficinas de la Alcaldía, la Plaza San Jerónimo y concluyó en el parque Rubén Darío.