El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo este sábado que ya es hora de comenzar a reconstruir el país tras el paso de los ciclones Ingrid y Manuel, que afectaron a gran parte del territorio mexicano y causaron más de un centenar de muertes.

Tras una semana del paso de los ciclones que dejaron también unos 68 desaparecidos en Acapulco (en Guerrero, oeste), el Presidente informó que casi todas las comunidades y municipios apartados "han alcanzado el auxilio" gracias a la ayuda de la Marina, el Ejército y los Gobiernos estatales, por lo que "estamos ya entrando a la etapa de reconstrucción".

"Esta va a ser una tarea (la reconstrucción) no solo para con el estado de Guerrero (el más afectado por los ciclones) sino para con todo el país, todas las entidades que se han visto afectadas por este evento extraordinario que hemos tenido, e históricamente registrado como las lluvias más intensas que se han extendido en el territorio nacional", dijo el Presidente en una conferencia de prensa.

Después de visitar en helicóptero algunas de las zonas más dañadas del estado de Guerrero, Peña Nieto dijo que actualmente el país está en la etapa de "seguir apoyando con alimentación, ropa y víveres para garantizar el sustento mínimo a las familias afectadas", pero también de comenzar la reconstrucción.

El presidente recorrió caminando parte del municipio más afectado, La Pintada, donde expresó que prácticamente "no hay esperanzas" de encontrar con vida a los 68 desaparecidos cuyas viviendas quedaron sepultadas por un alud provocado por las intensas lluvias de Manuel. De confirmarse la muerte de estas personas, los fallecidos en todo México por estos fenómenos naturales llegarían casi a los dos centenares.

Este sábado se conoció que el helicóptero que permanecía desaparecido en labores de rescate fue encontrado accidentado cerca de la población de La Pintada, sin sobrevivientes. En el helicóptero Black Hawk, viajaban cinco personas, el piloto, el copiloto, un mecánico y dos personas más que podrían ser fotógrafos.

Al respecto, el mandatario escribió este sábado en su cuenta en la red social Twitter (@EPN) “Mis condolencias a los familiares de quienes perdieron la vida en el helicóptero que cayó en Guerrero”, agregó que “México reconoce el valor y servicio de los tripulantes del helicóptero que trabajaban en labores de rescate. Descansen en paz”.