El púgil nicaragüense Román “Chocolatito” González no dejó espacio a dudas y con una sólida actuación noqueó técnicamente en siete rounds al mexicano Francisco “Chihuas” Rodríguez Jr., este sábado por la noche en el combate estelar de una cartelera que fue organizada por las empresas Prodesa, Zanfer Boxing y Teiken Promotions en el Centro de Convenciones del Hotel Crowne Plaza, en Managua, con transmisión de TV Azteca.

Aunque buena parte de los aficionados querían ver al mexicano en la lona tendido víctima de algún golpe descomunal, el referee Onofre Ramírez intervino en un momento de claro dominio del “Chocolatito”, que sometía a sus anchas al mexicano.

Román bañaba a golpes a un corajudo mexicano, que demostró mucha gallardía en el ring ante uno de los más feroces golpeadores del mundo. Pero no hubo ese golpe contundente que mandara a la lona a Rodríguez, quien junto con su esquina se mostró sorprendido por la decisión del referee nicaragüense.

“ No sé por qué paró la pelea. Yo estaba bien para seguir... Román tira muy buenas combinaciones y efectivas, pero esa pelea no debían pararla. Di todo lo mejor de mí, pero el referee paró la pelea y no sé por qué”, dijo Rodríguez después de su derrota.

Por su parte, el “Chocolatito” se mostró contento con el triunfo y simplemente se marchó con la tranquilidad de haber sumado un nuevo triunfo en su carrera. “Yo no tengo la culpa que el referee haya parado antes o no la pelea. Yo hice mi trabajo, dominé al mexicano y gracias a Dios gané esta pelea ante mi público”, dijo González.

Rodríguez tuvo un buen arranque en la pelea, ganando el primer asalto y demostrando que no era ningún “flan”.

Sin embargo, desde el segundo round se pudo ver un “concierto” de golpeo de Román, con efectivos ataques al cuerpo del mexicano. Román no tuvo problemas para dominar al mexicano en los siguientes rounds, atacándolo con efectividad. Es más, en el sexto experimentó un cierre huracanado, sometiendo al mexicano con golpes desde todos los ángulos, pero no lo pudo noquear.

En este asalto, Ramírez también le restó un punto a Rodríguez por mantener su guante izquierdo en la cara del “Chocolatito” González.

En el séptimo, el dominio de González se mantuvo, y en un momento que sometía al mexicano en las cuerdas, el referee Ramírez intervino para suspender de forma cuestionada la pelea a los 1:10 minutos de ese round.

Con este resultado, Román mejoró su record a 36-0, con 30 nocauts, mientras que Rodríguez cayó segunda ocasión en su carrera, desmejorando su palmarés a 18-2, con 15 nocauts, record que presentó al llegar a Nicaragua.