Jerry, un nuevo fenómeno meteorológico calificado hasta ahora como "de baja presión", amenaza con azotar a México en las próximas horas, causando intensas precipitaciones y vientos fuertes.

El corresponsal de teleSUR en México, Jorge Fita, reportó este sábado que aún cuando no se han terminado de superar las inundaciones causadas por los huracanes Ingrid y Manuel, México es blanco de un nuevo fenómeno natural.

"Los estados de Quintana Roo y Yucatán (ambos al sureste) se preparan ante esta nueva borrasca que viene", dijo Fita refiriéndose a Jerry.

De acuerdo con los meteorólogos existe un 60 por ciento de posibilidades de que esta tormenta se presente en la Península de Yucatán y de que se convierta en ciclón en poco tiempo.

Por su parte el director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld, indicó que Jerry podría alcanzar la misma fuerza que Ingrid en el Golfo de México.

Citado por medios locales, Korenfeld puntualizó que continúan vigilando los remanentes de Manuel, el cual se convirtió en huracán cuando tocó tierra sinaloense y generó, junto a Ingrid, un total de 101 muertos hasta ahora.

Evacuación en Acapulco

El portal RT reseñó este sábado que entre 37 mil y 40 mil turistas que habían quedado atrapados por la tormenta tropical Manuel en la ciudad turística de Acapulco, han sido evacuados de esa zona y han comenzado a ser atendidos por las autoridades.

Sobre este punto, el corresponsal de teleSUR indicó que las lluvias torrenciales dejaron a la ciudad prácticamente aislada.

"Se comunica que 25 mil personas han logrado salir de la ciudad por un puente aéreo, mientras que 12 mil han sido evacuadas por vía terrestre", reseñó RT.

Acciones insuficientes

Por otro lado, con respecto a los ciudadanos, Fita indicó que muchos de los mexicanos se quejan de la poca respuesta que ha dado el Gobierno a todos los afectados.

El periodista dijo que uno de los mayores flagelos que enfrentan tras las tormentas Ingrid y Manuel es el desabastecimiento, lo que ha hecho que se incrementen al doble los precios de los productos básicos.

A su vez, los mexicanos dicen que las provisiones son escasas en los centros de acopio, por lo que piden mayor eficacia al gobierno de Enrique Peña Nieto.