Rebeca Vivas llegó hace dos años a vivir a la Colonia Bendición de Dios, del municipio de Mateare. Durante todo ese tiempo lo único que había usado para alumbrarse en las noches y madrugadas era el candil y la candela, cosas que hoy ya son parte del pasado con la inauguración del servicio eléctrico en esta comunidad.

“Vivir aquí era horrible, porque eran una oscuranas que uno no quería ni salir a la calle por miedo a que le pasara algo”, expresó Vivas.

La casa de esta señora es una de las 375 viviendas que cuentan ahora con energía eléctrica las 24 horas del día en el municipio de Mateare, ello gracias a que el Gobierno Sandinista a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) llevó la energía no solo a esta comunidad sino también a la Comarca Gozen y Finca la Esperanza.

Con este proyecto el gobierno está restituyendo derechos a 2 mil 365 personas, gracias a la instalación de 8.69 kilómetros de redes y a la inversión de 4 millones 310 mil córdobas, provenientes del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable (Pneser).

“Nosotros como comunidad le agradecemos a Dios primeramente porque Él es el que trae obras como esta, y luego al Presidente Daniel porque está demostrando su compromiso con nosotros los más pobres”, sostuvo la señora Rebeca Vivas.

Johana Pérez, es otra de las protagonistas del programa y destacó los beneficios que significa contar con la luz.

“Uno tenía que acostarse tempranito, no podía tener televisor porque no había energía, ahora gracias a Dios y al gobierno ya tenemos el servicio y podemos estar más tranquilos”, indicó.

La ingeniera de Enatrel, compañera Elba Mendoza, explicó que este año Enatrel tiene planificado llevar la energía a unas mil comunidades en todo el país.