El Ministerio de Salud (MINSA) con el apoyo del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC) inauguró tres módulos del laboratorio de Alimentos en el Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia, el cual garantiza la higiene y calidad de los productos alimenticios que consumimos los nicaragüenses.

Este proyecto forma parte del Componente Uno de "Mejoramiento del Clima de Negocios e inversiones de MIPYME, por un monto de 532 mil dólares de los cuales 162 mil dólares fueron utilizados para la remodelación de las áreas de Recepción de Muestras y Resguardo de Muestras, Área climatizada No toxicología alimentos fisicoquímica de alimentos, medios de cultivo y nutrición.

Con el monto restante se ha fortalecido la red de control de los alimentos, a los 18 SILAIS del país y a nivel central de la Dirección de Regulación de Alimentos dotando de equipos de cómputo y mobiliario de oficina.

La viceministra de Fomento, Industria y Comercio Verónica Rojas, explicó que el equipamiento y rehabilitación de estos laboratorios, fue posible al apoyo del Banco Mundial, que facilitó los fondos.

“Aquí no solamente es el beneficio para el Minsa central, esto tiene cobertura nacional. Esto se trata de mejorar las condiciones con los que se procesan los alimentos para el mercado local y eventualmente para la exportación”, indicó Rojas, después de inaugurar los trabajos de remodelación de estos modernos laboratorios, que se encargan de analizar toda clase de productos alimenticios que luego son ofertados en el mercado nicaragüense.

El viceministro de salud compañero Napoleón Ortega, manifestó que a través del trabajo que se realiza en estos laboratorios, se garantiza la salud de los nicaragüenses que consumen los productos que ingresan a Nicaragua.

“Nosotros garantizamos todo lo que se consumen en el país, desde los licores hasta los alimentos, nosotros hacemos y pasamos por todos los alimentos, viendo la inocuidad de que estos alimentos lleguen a la población o donde las empresas puedan ofertarlo con la mejor calidad posible”, citó Ortega.

Agregó que se debe garantizar que los alimentos o bebidas que se ofertan, vayan con las higienes y calidad necesaria. Cabe explicar que cada empresa que oferta un alimento, debe certificarlo ante el MINSA, donde el producto debe ser sometido a diversas pruebas químicas, de higiene y calidad, posteriormente es autorizado su venta.